Estadísticas mundiales

¿Alguno de ustedes tiene idea de cuántas personas somos en el mundo actualmente?




¿Una somera idea de cuántos nacimientos hubo este año, o por lo menos hoy?

Imagino que ni siquiera podrían acercarce al cálculo de cuántos automóviles, bicicletas o computadoras se produjeron en el año.

Las cifras a nivel mundial son increibles. Para calcular la cantidad de libros nuevos que se editaron este año, hay que pensar a esta altura del año, en cientos de miles.

Se sorprenderían al saber la cantidad de miles de millones de horas perdidas en internet esperando para bajar un archivo.

Se van a espantar al descubrir cuánto destruimos nuestro medio ambiente.

Con respecto a la alimentación, cuántos cientos de millones de personas están hambrientas o cuántos miles mueren diariamente de hambre, a pesar de los miles de millones de toneladas de alimento que se han producido en el año.

No tienen tampoco idea de ningún dato referente al agua y a la energía a nivel mundial.

Seguramente tampoco saben nada de salud globalmente hablando.

Pero basta de presentaciones largas y tediosas.

Para saber cómo anda nuestro planeta y cómo hacemos las cosas, dense una vueltita por Worldometers; sitio que se autodefine como “estadísticas mundiales en tiempo real”.

Está en español, pero pueden elegir el idioma que deseen.




Además en las estadísticas hay links para explicar más en detalle algunos conceptos. El único inconveniente es que está únicamente en inglés.

Vale la pena ir a este sitio.

(Gracias Bernardo)

El muerto y el degollado

Leyendo el diario Clarín de hoy, me encuentro con la carta de un lector que se asombra de las condiciones de vida en la Argentina.




Juan Gómez Povina vive en Miami, Estados Unidos de Norteamérica.

Opina desde lejos y mal

Así se vio la carta en el diario:

y aquí la carta online.

Quisiera responderle haciendo una referencia al título de este post.

Este es un claro caso en el que el muerto se ríe del degollado.

Se asombra de la poca moral que hay en la Argentina. Se espanta de que se le tiren piedras a la policía. Y remata su asombro hablando de derechos humanos.

Cuando alguien pierde el contacto con lo cotidiano, suele ser catalogado en este país de vivir en un frasquito.

Por lo menos a través del vidrio algo se puede ver. Este muchacho vive en una lata de duraznos y para más, enterrada.

¿No se dio cuenta en qué país vive él?

Le voy a dar unas pistas para que vaya dándose una idea:
Sigue leyendo

Sí que saben divertirse!

Esta noticia: ClarínLa NaciónPágina 12, no es novedosa.




No voy a tratar de hacer un estudio psicológico de la población de los Estados Unidos.

Tampoco me voy a poner a realizar un trabajo como el de Michael Moore en Bowling for Colombine.

Pero les voy a mostrar una imagen que puede ir dando una idea de por qué a los yanquis les da por matar.

Esta foto la saqué de una revista: Continental Guns. Tiene 270 hojas en donde se vende todo tipo de armas; y cuando digo “todo tipo”, quiero decir éso. Hay de lo que se les ocurra y de lo que no, también.

Divertirse junto al abuelo

“Abuelito, no sabía que crecer era tan divertido.”

Y claro, después siguen con la joda y no saben cuándo parar…




… y resulta que el jodido era Saddam Hussein y ahora lo es Mahmud Ahmadineyad!

No quiero fumar

Ésto del cigarrillo es todo un tema.

La sociedad, aunque pareciera ser así, no se divide únicamente entre fumadores y no fumadores.

Si hilamos lo más fino posible, vamos a encontrarnos con:

  • Los fumadores.
  • Los no fumadores.
  • Los no fumadores fumadores.
  • Los me da lo mismo.

Para los fumadores, el asunto es sencillísimo: Encienden un cigarrillo y listo.

Para los no fumadores, la cosa se complica: Deben tratar de encontrar un lugar donde nadie fume. Sigue leyendo

Este mundo es un misterio

Por Eduardo Galeano
Página/12

Llevennos ante su lider

Un grupo de extraterrestres ha visitado recientemente nuestro planeta. Ellos querían conocernos, por pura curiosidad o quién sabe con qué ocultas intenciones. Sigue leyendo