Legalmente ilegal

Estados Unidos es, en miles de películas, el adalid de la libertad y de la defensa de los derechos humanos. Son los salvadores de la humanidad. Siempre tan desinteresados en su lucha mundial contra los opresores, invasores y de todos aquellos que no respetan a los seres humanos.

En la realidad, en más de una ocasión utilizaron guerras para levantar su economía.




En los últimos tiempos, a pesar de ser imposible de ocultar cuáles eran los verdaderos motivos para interferir en las economías de diferentes países y/o invadirlos, se han propuesto tomar el control de la mayor cantidad de naciones en el mundo. Siempre que no interfiera con los intereses de Rusia, que no creo que vaya a dejarlos.

La imagen de país desinteresado que defiende a quienes no pueden hacerlo, si bien hace mucho que no es habitual en el cine yanqui, termina de desaparecer con el último acto protagonizado por la ¿justicia? norteamericana.

El tiro de gracia que definitivamente eliminó la confianza que alguien pudiera tener en la ecuanimidad de los norteamericanos, es la aprobación por parte del Departamento de Justicia de los Estados Unidos de la tortura para los detenidos/prisioneros a los que se los “rotule” de posibles extremistas en los interrogatorios.

Si antes los detenidos por presuntos actos o futuros actos terroristas (¿recuerdan Guantánamo?) no existían para la ¿justicia? yanqui, ahora que sí los reconocen, les dan el estatus de “torturables”.




Bajo la norma: “el fin justifica los medios”, Estados Unidos pasa a ser legalmente igual a la Alemania de Hitler, donde cualquiera podía ser espiado, detenido, torturado e incluso ejecutado basados en un informe de los servicios de espionaje.

Parece mentira que a tan pocos años del intento nazi de dominar al mundo, no se haya disparado la alarma. Las diferencias entre los Estados Unidos de Bush y la Alemania de Hitler son apenas de forma, no de fondo.

La noticia en el New York Times.

¿Inconciencia, locura o estupidez?

Luego del terrible accidente del ómnibus que intentó cruzar las vías con la barrera baja y que provocara 17 muertos y docenas de heridos, se escucha la voz de los que creen que tienen la solución para estos micros de 2 pisos.

La ¿mágica? solución sería la de agregarles un segundo eje delantero…




Todo esto motivó una serie de ideas que me asaltaron inmediatamente.

Si estos micros de dos pisos fueron inventados y aprobados en Europa, si circulan normalmente por las rutas, si están diseñados con un único eje delantero, ¿cómo es posible que siendo tan inseguros estén autorizados a circular?

¿No será que la solución a la cantidad impresionante de accidentes en la Argentina pasa por otro lado?

¿Será, tal vez, que las autoridades no quieren tomar cartas en el asunto tal como les corresponde?

Los accidentes -cada vez con más víctimas fatales- se producen por choques.

Automóviles, ómnibus y camiones chocando de frente en las rutas, no habla bien de los conductores. Evidentemente hay o bien impericia o imprudencia.

Límites de velocidad que no se respetan.

Prohibiciones de adelantamiento que son ignoradas.

Conducción temeraria o bajo los efectos del alcohol o la fatiga.

Estos son algunos de los motivos que producen accidentes en nuestro país.

Si seguimos mirando para cualquier lado, nunca vamos a encontrar la solución.

Las autoridades deberían hacer lo que les corresponde.

Los legisladores deberían modificar las leyes que permiten que asesinos al volante puedan seguir con sus temeriarias acciones, matando gente.

Las instituciones que controlan vehículos y conductores, deberían hacerlo como corresponde.

La policía debería actuar para evitar que los conductores cometan infracciones y castigarlos cuando violen las normas de tránsito.

Ayer, mi esposa y mi hijo mayor, vieron como en la avenida 9 de Julio -la más ancha del mundo- un automovilista, intentando ganarle a una ambulancia que cruzaba haciendo sonar su sirena y con las luces encendidas, casi provoca una tragedia. La ambulancia tuvo que maniobrar bruscamente para evitar la colisión. A escasos metros, apenas a 3 carriles de distancia, en la esquina un policía vio todo y no hizo nada…




Por supuesto que el estúpido/inconciente/HdP del conductor del automóvil seguirá con la costumbre de querer ganarle de mano a los vehículos de emergencia. Hasta es probable que en alguna oportunidad, pueda llegar a provocar una tragedia mayor.

Pónganle a los micros de dos pisos dos ejes delanteros aunque éso aumente el valor de la unidad y terminen trasladando el costo -sobrevaluando- a los pasajes, pero POR FAVOR, PÓNGANLE TAMBIÉN DOS PILAS A LOS FUNCIONARIOS QUE DEBERÍAN TRABAJAR PARA SOLUCIONAR EL TEMA DE LA MALA CONDUCCIÓN EN ARGENTINA.

La noticia del accidente en Clarín, La Nación y Página 12.

Un testimonio sobre imprudencia en la ruta dos días antes en la página de Teresita, mi esposa.

Ingenio publicitario finlandés

Excelente campaña del Ministerio de Transporte de Finlandia para concientizar en el uso del cinturón de seguridad.

Este post lo pongo por lo que vi hoy desde el colectivo cuando volvía a casa.




Renault 19, pareja adulta, él unos 50, ella unos 40.

Viajando de Buenos Aires, Capital hacia Avellaneda, Buenos Aires, Provincia.

Como en la capital el no uso del cinturón de seguridad está penado con multas, ambos lo tenían puesto.

Como en la provincia las normas de tránsito no se hacen cumplir, este par de idiotas no tuvo la mejor idea que desabrocharse los cinturones de seguridad apenas bajaron del Nuevo Puente Pueyrredón, porque al estar en la provincia, la autoridad no iba a decirles nada.

Tuve una primera idea, que inmediatamente deseché, y era que tuvieran un choque, para que se dieran cuenta de lo estúpido de sus acciones.

Pero como seguramente se iban a lastimar bastante y con probablemente habría otras personas involucradas en el accidente, dejé de desearlo.

De todas maneras, seguramente son de los que piensan que los cinturones son peligrosos. He escuchado cada cosa de gente que maneja mucho…




Bueno, basta de cháchara. Vean y disfruten el video.

Even dummies wear seatbelts.
Hasta los dummies(*) usan cinturón de seguridad.

(*) Dummies en inglés puede traducirse como tontos, y es el nombre que se le da a los muñecos que se usan en las pruebas en donde se requiera simular la reacción de un cuerpo humano. Hay modelos de adultos, niños y hasta de perros para testear qué es lo que pasa con cada uno de ellos en un accidente.
Hay de diferentes tipos: desde el simple muñeco imitando el volumen y masa de un cuerpo humano, hasta los más sofisticados, que tienen sensores en diferentes partes para registrar cómo afectaría el impacto en los distintos órganos.

¿No era el auto el lugar más seguro?

Todos escuchamos infinidad de veces que en una tormenta eléctrica, lo más seguro es estar muy lejos.




Si no podemos cumplir con esa norma, lo segundo más seguro es quedarnos dentro de un automóvil.

Hasta ahora, hubiera apoyado esos dichos, que hasta la wikipedia avala, cuando dice:

Dentro de un vehículo deben tomarse las siguientes precauciones:

* Cerrar todas las puertas y ventanas.
* No tocar partes metálicas del vehículo.
* Por ningún motivo abandonar el vehículo.

En caso de que el individuo sea sorprendido por la tormenta eléctrica mientras se encuentra al aire libre, se recomienda lo siguiente:

* En caso de haber un edificio o vehículo muy cerca, intentar llegar a él.

Pues bien, piensen bien cuando vean una tormenta eléctrica la próxima vez. Si están en un auto, vean si pueden huir lejos o meterse en una cochera en el nivel -10.




Si no confían en mí, pues entonces vean el video. Está en inglés, pero no importa, van a entender perfectamente de qué se trata.

Castigar a los padres

En los últimos días, desde los medios llega la noticia de que se estaría “promocionando” la idea de castigar a los padres de los menores que se encuentren alcoholizados en la vía pública.

Que hay que hacer algo, no cabe duda.

¿Pero castigar a los padres, es “la solución”? Sigue leyendo