¡Este no es mi Billiken!

En la década del ´60 (¡uff qué viejo que soy!) mis viejos me compraban la revista Billiken.

Era una publicación semanal orientada para chicos de primaria, en donde encontrábamos no sólo láminas, figuritas e información para el colegio, sino historietas de humor y aventuras además de actividades recreativas.

La primera revista salió el 17 de noviembre de 1919 y en la actualidad todavía se sigue vendiendo.




Esta era la tapa del Nº1

Revista Billiken N° 1 - 17-11 1919
Click en la foto la amplía y minimiza.

Pero mayúscula sorpresa me llevé cuando descubrí que no sólo existía la revista que durante tantos años compré.

En Estados Unidos También había Billiken, pero diferente

Sigue leyendo

¿Error fotográfico o…

…truco publicitario?

En la revista Shop&Co. que sale los primeros viernes de cada mes con el diario Clarín, me encontré con la publicidad de Slim que ofrece bajar 4 talles en 15 sesiones.




La publicidad, de una página entera, tiene como protagonista a una señorita “de muy buen ver” como diría un amigo mío que muestra su figura (la señorita, no mi amigo 😉 )…

En el primer golpe de vista, llama poderosamente la atención su codo izquierdo, que está ¿estratégicamente? colocado como para que parezca el seno izquierdo, que está tapado por el pelo.

Que la foto fue elegida ex profeso en la agencia, no me cabe ninguna duda; lo que sí quisiera saber es si el fotógrafo al hacer la toma tenía en mente que se generara esta “ilusión óptica”.




Vean la foto. En la oficina no fui el único que percibió lo mismo.

Error o Truco
Click en la foto amplía en página nueva.

La definitiva muerte de Fontanarrosa

El “Negro” Roberto Fontanarrosa, a los 62 años, se nos fue.

Comencé a disfrutar de sus trabajos cuando en la década del ´70 publicaba sus chistes en la revista Hortensia. Desde ese momento, fui un fanático suyo.




Historietas, viñetas, cuentos, novelas; ningún género escapó a su pluma genial.

Cuando en 2004 fue uno de los expositores en el Tercer Congreso de la Lengua Española, demostró su toda su capacidad, cuando para la disertación escogió como tema el de “las malas palabras”; llegando al súmmum al explicar la importancia de pronunciar correctamente la palabra “mierda”, arrancando risas y aplausos de toda la concurrencia.

Enfermo de esclerosis lateral amiotrófica, fue perdiendo la funcionalidad de su cuerpo, comenzando por su brazo izquierdo (¡menos mal que no era zurdito!), y deteriorándose progresivamente, hasta que, al llegar a enero de este año, anunció que debido a que ya no podía controlar su mano derecha, dejaría de dibujar para aportar el guión únicamente.

A pesar de que lo intentó, la enfermedad pudo más que él. Hoy murió por un paro cardiorrespiratorio.

No hubo tema que no tratara con su ingenio y su humor extraordinario. Política, religión, fútbol (su pasión), e incluso su propia muerte.

Hace muchos años él mismo escribió su propio epitafio:

El día en que yo me muera quedarán mudas las gomas “H”
Pondrán a media asta las Dos Banderas

El día en que dibujó su propia muerte, gozaba de buena salud, pero mal carácter, por lo que fue “tranquilizado” por Boogie el aceitoso con su 44 Magnum de luxe. Más le hubiera valido un pequeño aumento para Don Inodoro…

Ahora ya está.

Ya se fue.

O no.

Podemos apelar a la sentencia final de Boogie: Los dibujantes pasan, los dibujos quedan”.

La historieta, que durante tantos años guardé entre mis tessoross, la pongo aquí para compartirla con todos ustedes.

Primera parte

La primera muerte de Roberto Fontanarrosa - 1

Con click amplía en página nueva.




Segunda parte

La primera muerte de Roberto Fontanarrosa - 2

Con click amplía en página nueva.

Aunque no quiera, se me pianta un lagrimón.

El sitio oficial.
Él en la Wikipedia.

Sí que saben divertirse!

Esta noticia: ClarínLa NaciónPágina 12, no es novedosa.




No voy a tratar de hacer un estudio psicológico de la población de los Estados Unidos.

Tampoco me voy a poner a realizar un trabajo como el de Michael Moore en Bowling for Colombine.

Pero les voy a mostrar una imagen que puede ir dando una idea de por qué a los yanquis les da por matar.

Esta foto la saqué de una revista: Continental Guns. Tiene 270 hojas en donde se vende todo tipo de armas; y cuando digo “todo tipo”, quiero decir éso. Hay de lo que se les ocurra y de lo que no, también.

Divertirse junto al abuelo

“Abuelito, no sabía que crecer era tan divertido.”

Y claro, después siguen con la joda y no saben cuándo parar…




… y resulta que el jodido era Saddam Hussein y ahora lo es Mahmud Ahmadineyad!

Regalo de Reyes

Como todos saben, el 5 de enero es día de Reyes.

Y así como sé que saben éso, sé que no saben qué es lo que yo quiero que me traigan…




Hace mucho tiempo que espero “el regalito deseado”. Y como me estoy acercando a mi primer medio siglo de vida, no quisiera llegar a los 50 (¡¡¡cuántos!!!) sin recibirlo.

Tenía guardada la revista en donde aparecía mi juguete.

Para elegir regalo de Reyes
Click en la foto, amplía en página nueva.

Estoy seguro de que no es fácil adivinar cuál quiero.

Un vecinito/amiguito mío tenía un Chevrolet Impala amarillo y lo pude usar un par de veces.

El que a mí me gustaba era el Sulkyciclo, pero no pude encontrar ninguna foto para mostrárselo, así que me he decidido por

Regalo de Reyes
Click en la foto, amplía en página nueva.

Es el mejor de todos, un verdadero Valiant I convertible, que enloquece a las chicas… fíjense que el dueño de ese modelo es el único que enganchó algo. El de la motito no cuenta, porque ahí hace de chofer.




Quiero que sepan que voy a poner mis zapatitos en la ventana, aunque la tenga enrejada
Mi ventana desde la época en que los chicos eran chicos, porque supongo que los Reyes, que son magos, van a saber cómo hacerme llegar mi regalito “sorpresa”.