Primer mundo y atención de cuarta

Acabo de ver Sicko, la película que realizó Michael Moore sobre el sistema de salud en Estados Unidos.



Michael Moore - Sicko

Es sencillamente impactante.

Muestra cómo es posible que te dejen mutilado, discapacitado, muerto o que te abandonen en la calle si en el hospital calculan que no tendrás fondos para pagar los gastos de traslado y/o internación.

El sistema de salud en Argentina no anda como debiera. El hecho de que haya países en los que se esté peor, no es óbice para no quejarnos y exigir que mejore.

Si quieren ver una verdadera película de terror, no duden en elegir Sicko. Los va a sorprender, van a sonreír con algunas ocurrencias, pero también van a indignarse, espantarse y en algunos casos, hasta llorar como lo hizo mi esposa.

Sencillamente, todo lo que van a ver, parece mentira.




Pueden visitar el sitio oficial de la película (en inglés), pero además podrán encontrar en YouTube al grupo: SiCKO: Share Your Healthcare Horror Stories, donde podrán ver historias complementarias y posteriores a la producción del film.

Sugiero verla.

Sí que saben divertirse!

Esta noticia: ClarínLa NaciónPágina 12, no es novedosa.




No voy a tratar de hacer un estudio psicológico de la población de los Estados Unidos.

Tampoco me voy a poner a realizar un trabajo como el de Michael Moore en Bowling for Colombine.

Pero les voy a mostrar una imagen que puede ir dando una idea de por qué a los yanquis les da por matar.

Esta foto la saqué de una revista: Continental Guns. Tiene 270 hojas en donde se vende todo tipo de armas; y cuando digo “todo tipo”, quiero decir éso. Hay de lo que se les ocurra y de lo que no, también.

Divertirse junto al abuelo

“Abuelito, no sabía que crecer era tan divertido.”

Y claro, después siguen con la joda y no saben cuándo parar…




… y resulta que el jodido era Saddam Hussein y ahora lo es Mahmud Ahmadineyad!