Clarín = Mala Leche

¿Saben por qué a la Argentina le hacía falta una ley de medios de la democracia?

Para evitar el manejo de la información por parte de unos poquitos.

Les dejo un simple y muy claro ejemplo.

Dos diarios argentinos.

Edición electrónica.

La misma hora.

Titulares absolutamente opuestos.

El diario Clarín publicó tanto en la edición impresa como en la electrónica la denuncia por coimas que efectuaban los gobiernos de Venezuela y Argentina para radicar empresas en el país bolivariano.

15% iba para Venezuela.

10% quedaba en Argentina.

Según la impresentable agorera de Lilita Carrió.

Esa noticia salió en el diario a la mañána.

A las 8 de la noche (20:00 hs) Clarín mostraba esta tapa en la web:

La tapa que mostraba de la edición impresa difería un poco de la que había salido en papel, pero extendía un poco más la data y tiraba un poquito mas de caquita.

Pero a las 20:00 hs, en el mismo país, pero en otro diario, la noticia era otra.

Tengo que mostrarlo en dos fotos, porque no entraba en la pantalla la noticia y la fecha y la hora, pero si se fijan, van a ver que tanto la noticia de Macri, como la del blooper y la publicidad del fútbol confirman que se trata del mismo diario a la misma hora.

¿Quieren más ejemplos?

Ustedes son insaciables.

Lean entonces las tapas de diferentes diarios y vean cuáles son las noticias y cómo las tratan.

No se queden únicamente con los diarios de Argentina. Comparen las noticias cuando salgan en periódicos extranjeros.

Es más, algunas noticias sólo aparecerán en los diarios de otros países.

No entiendo…

Ya que hoy estoy crítico con Clarín, les dejo este título que no consigo interpretar.

La nota en Clarín.

Los muertos que vos matáis…

Hay una conocida frase atribuida al escritor español José Zorrilla: “Los muertos que vos matáis gozan de buena salud”.

Nunca mejor empleada que para la nota que en la página 42 del diario Clarín de hoy, 3 de marzo de 2010.

Tal como puede leerse en la columna de la izquierda, en las líneas 6 a 11:

“Los investigadores creen que pudo suicidarse: lo encontraron en un galpón abandonado del Parque Industrial con un corte en el cuello y un cuchillo ensangrentado junto a su cuerpo.”

Ya está, el error está en el título de la nota donde dice que hallaron con heridas graves a un presunto violador. Debió haber dicho “con heridas mortales”, puesto que se suicidó tal como aseguraron los investigadores.

Pero no.

En la siguiente línea dice:

“Un móvil de la seccional Tercera lo llevó hasta el hospital donde se encuentra internado en estado reservado pero fuera de peligro.”

O sea que…

Se habrá suicidado o no?

Estará fuera de peligro o no?

¡Vaya uno a saber!

Por si no me creen, vean la nota en el sitio de Clarín.

Pero por las dudas, por si a alguno se le ocurre corregirla para hacerme pasar por mentiroso, les dejo la foto que le saqué al diario.

Después la gente del Grupo Clarín se enoja cuando el gobierno afirma que mienten… 😉

El colmo de la desfachatez

De lo que se desprende de la noticia publicada por Clarín, deduzco que la mayoría de los legisladores porteños ha perdido por completo el sentido de la ética.

El sistema de control de voto en la Legislatura Porteña es electrónico. Una consola permite a los diputados votar oprimiendo sencillamente una tecla.

Todos pudimos ver cómo en la sesión del día 4 al menos 2 diputados votaban dos veces.

No es que oprimieron en dos oportunidades la botonera de sus respectivas consolas, sino que además votaron en las de 2 diputados que se encontraban ausentes.

Se pudo apreciar claramente cómo intentaron hacerlo de manera subrepticia, con poca suerte o habilidad.

El destituido diputado Aníbal Ibarra, llamó la atención del presidente preguntándole si existía el voto inalámbrico, por lo que la maniobra quedó clara y oficialmente en descubierto.

Resultado de esta delación, se anularon un par de leyes que evidentemente habían sido votadas con “esta modalidad”.

Pero la cosa no termina ahí.

Resulta que ahora los diputados -por lo menos la mayor parte- están enojados con Aníbal Ibarra por haber permitido que trascendiera que los legisladores porteños tienen esa modalidad de voto.

¡¿Cómo se puede ser tan descaradamente hijo de puta?!

¡¿Qué pretenden, cagarse en las leyes, las normas, la ética, en definitiva en la legalidad?!

¡¿Desde cuándo ocurren estas cosas?!

¡¿Cómo es posible que una actitud delictiva como es la de hacer votar a muertos y ausentes, no sea duramente criticada por los medios de prensa, haciendo que la noticia sea tratada tangencialmente?!

¡¿Cómo puede ser posible que por ser diputados puedan cometer delitos alegremente sin tener ningún tipo de sanción?!

Si cometo fraude en una elección, temino tras las rejas, comiéndome un juicio por el delito que acabo de cometer, pero esta manga de delincuentes no sólo quedan impunes, sino que además se enojan porque no les permiten delinquir tranquilamente.

¡¿Qué carajo pasa que esta gente hace lo que le viene en gana y nosotros no reaccionamos?!

¡¿Ya nos olvidamos de diciembre de 2001 cuando todo el mundo gritaba ¡QUE SE VAYAN TODOS! porque estábamos hartos de este tipo de gente?!

Estoy absolutamente indignado y avergonzado de que ésta calaña sea la que nos gobierna.

Si por mí fuera, hubiera utilizado una cantidad mayor de epítetos para definir a este tipo de gente.

Por si no se dieron cuenta, señores diputados, me dan asco.

diputados-delincuentes

La noticia en el diario Clarín.

El punto “Z”

Existe una pequeña diferencia entre el humor de Sendra en el suplemento de avisos clasificados y el de la edición on line del diario Clarín del día de hoy, 17/11/08.

Sendra sin corrector ortográfico.

Sendra sin corrector ortográfico.

Por si no se dieron cuenta, en la edición on line tuvieron la posibilidad de corregir el texto del copete.

Lo que no sé, es cuándo la corrigieron. ¿Habrá sido por una queja de algún lector?

Gracias Tere por el título.