El muerto y el degollado

Leyendo el diario Clarín de hoy, me encuentro con la carta de un lector que se asombra de las condiciones de vida en la Argentina.




Juan Gómez Povina vive en Miami, Estados Unidos de Norteamérica.

Opina desde lejos y mal

Así se vio la carta en el diario:

y aquí la carta online.

Quisiera responderle haciendo una referencia al título de este post.

Este es un claro caso en el que el muerto se ríe del degollado.

Se asombra de la poca moral que hay en la Argentina. Se espanta de que se le tiren piedras a la policía. Y remata su asombro hablando de derechos humanos.

Cuando alguien pierde el contacto con lo cotidiano, suele ser catalogado en este país de vivir en un frasquito.

Por lo menos a través del vidrio algo se puede ver. Este muchacho vive en una lata de duraznos y para más, enterrada.

¿No se dio cuenta en qué país vive él?

Le voy a dar unas pistas para que vaya dándose una idea:
Sigue leyendo

El español vuelve oficialmente a las Filipinas

Cuando en 1898 Estados Unidos puso fin al imperio español en el Pacífico al “liberar” a las islas Filipinas del yugo de España y someterlas al suyo propio, prohibió el uso del idioma de Cervantes.

Culturalmente, la gente siguió usándolo, pero lentamente, al ser retirado de la enseñanza oficial, el español fue perdiendo fuerza.

Por supuesto, la elite se educó en colegios de habla inglesa, por lo que se oponen al retorno del idioma español.

En 1987, la presidenta Corazón Aquino lo eliminó de la enseñanza mediante la reforma constitucional.

La presidenta Gloria Macapagal Arroyo ha decidido reinstaurarla en la educación oficial de su país.

A partir de ahora, habrá que remontar la cuesta idiomática.

Estados Unidos no pudo eliminar a nuestro idioma ni de Filipinas ni de Puerto Rico. Nuestra lengua seguirá vivita y coleando.

La noticia salió en elcastellano.org.