El muerto y el degollado

Leyendo el diario Clarín de hoy, me encuentro con la carta de un lector que se asombra de las condiciones de vida en la Argentina.

Juan Gómez Povina vive en Miami, Estados Unidos de Norteamérica.

Opina desde lejos y mal

Así se vio la carta en el diario:

y aquí la carta online.

Quisiera responderle haciendo una referencia al título de este post.

Este es un claro caso en el que el muerto se ríe del degollado.

Se asombra de la poca moral que hay en la Argentina. Se espanta de que se le tiren piedras a la policía. Y remata su asombro hablando de derechos humanos.

Cuando alguien pierde el contacto con lo cotidiano, suele ser catalogado en este país de vivir en un frasquito.

Por lo menos a través del vidrio algo se puede ver. Este muchacho vive en una lata de duraznos y para más, enterrada.

¿No se dio cuenta en qué país vive él?

Le voy a dar unas pistas para que vaya dándose una idea:
Sigue leyendo

Salud, Dinero y Amor

La canción dice: … “tres cosas hay en la vida, salud, dinero y amor; el que tenga esas tres cosas, que le de gracias a Dios”

Están los que no tiene ninguna de los 3; otros tienen una, los menos tienen 2 y no sé si habrá quien las tenga todas.

Stephen Smith (58) tenía sólo una: amor. El de su esposa.

Acaba de ganar la lotería del Reino Unido. £19.000.000.= (diecinueve millones de libras esterlinas), que son unos 25 millones de euros o 37,8 millones de dólares estadounidenses.

¡Bravo!

Tiene amor, que seguramente es verdadero, porque no era por dinero. Acaba de volverse lo suficientemente rico como para no pasar nunca más sobresaltos y podríamos suponer que con semejante cantidad de dinero, podría pagar cualquier tratamiento que necesite, por lo que la salud, mal que mal, la podría tener asegurada…

Pero sucede que Stephen Smith ofrece toda su fortuna a quien pueda devolverle la salud.

Tiene una rara enfermedad que no tiene cura y que podría llevarlo a la muerte en cualquier momento.

Padece de un aneurisma aórtico que puede provocarle la muerte por hemorragia interna al rompérsele los vasos sanguíneos. Las estadísticas indican que apenas 1 de cada 10 puede llegar a salvarse luego de un episodio.

Pueden ver que “el dinero no es todo”.

Si tuvieran que elegir 2 de 3, ustedes, ¿qué elegirían?

Ahora que estoy terminando el post, recuerdo que en agosto de 2004 puse otro en donde comentaba que otro inglés había ganado en la lotería 7 millones de libras, pero estaba preso con cadena perpetua.

O ser inglés trae mucha mala suerte, o el dios que ellos tienen, tiene un humor muy negro.

La noticia del premio que ganó Stephen Smith la pueden leer en el país.com haciendo click aquí.

Que la inocencia te valga

No sé si en el resto del mundo se celebra el día de los santos inocentes el 28 de diciembre. Aquí sí.

Es un día en el que hay que estar alerta, porque pueden hacernos bromas, dándonos noticias que nos “afecten” especialmente, como: “acaban de confirmar un aumento de sueldo para todos”, o “te acordás de fulanita?, acabo de enterarme que está perdidamente enamorada de vos”, o ¿te enteraste lo que le pasó a menganito?, lo acaba de atropellar un camión y parece que queda cuadripléjico”.

Al momento de “caer” en la broma, nos arrojan la frase: ¡Que la inocencia te valga!, y todos rien, a veces las víctimas también.

Lo que les quiero contar, sucedió un mes y medio atrás.
Sigue leyendo

Libros a domicilio

Recuerdo que era sábado. Había terminado de almorzar y me iba a ir a jugar a la pelota, cuando lo que tanto deseaba que ocurriera, ocurrió: Apareció un promotor/vendedor de libros de Círculo de Lectores.

Si bien era un chico todavía, era a fines del ´76, o principios del ´77, era un ávido lector. Sabía que existían empresas que te “asociaban” y te traían libros a tu casa. Libros que podían ser para todos los gustos, y que además no eran ediciones baratas, sino libros de tapa dura, pegados y cosidos y que además tenían una cubierta de protección. Sigue leyendo