¡¡¡Qué cagada!!!… haber tenido la razón

Este post originalmente fue publicado el 16 de septiembre de 2018, pero por un problema con el sitio en donde estaba publicado, las palabras acentuadas aparecían con extrañísimos caracteres y ya nunca pude repararlo. Es por eso que lo vuelvo a crear 5 años más tarde, porque creo que puede volver a suceder lo mismo que generó que escribiera esto:

Eran los primeros días de 2016.
Era en el comienzo del gobierno de Mauricio Macri, que ganó las elecciones -según el diario pro Cambiemos– por 51.34% contra 48,66%. Fueron 25.297.924 votantes, y la diferencia fue de 678.774 votos.
Por poco o mucho, había ganado el candidato que había dicho Podemos vivir mejor.
Ya diría algo más.
En una esquina de av. Corrientes y av. Scalabrini Ortiz, una parejita joven, uno portando cámara y la otra micrófono, me abordaron para hacerme algunas preguntas.

El video me exime de explicar nada.

En ese minuto que acabás de ver, no sólo pude exponer mi punto de vista, sino que el conductor, Alejandro Liska hace el cierre de la nota y responde a lo que yo expuse dando a entender que yo estaba equivocado.
Y YO NO ESTABA EQUIVOCADO.
1.000 días mas tarde

Sigue leyendo

Cuando el himno se canta con sentimiento

Hace unos años puse un post en donde hablaba de los sentimientos que me generaba el ver en la tele a los hinchas argentinos cantando el himno, sobre todo cuando coreaban la parte que sólo era música.

Hasta ayer nunca había tenido la oportunidad de participar del canto en vivo junto a muchos miles de compatriotas.

Es indescriptible.

Es una experiencia que recomiendo tener.

Cuando se está rodeado de personas que le ponen tanto sentimiento el hecho de cantar el himno, es imposible no sentirse parte de un todo.

Todos con un mismo sentimiento.

Lo que puede mostrarnos un video o un audio, es incomparable a sentirlo in situ.

En el video tal vez no se perciba tan bien como estando ahí el sentimiento de la gente cuando se llega a la parte final y la gente cantaba/gritaba «O juremos con gloria morir».

Me sentí feliz y orgulloso de estar rodeado de gente que sintiera de esa manera su «argentinidad».

Lo injustificable…

Voy a ser simplista.
Esto lo están leyendo 2 clases de personas:
Los que van a interesarse por lo que aquí se plantea y los que no.
Los que se interesan, quizás, si no les parece muy extenso, terminen de leerlo, compartan en todo o en parte lo que expongo, y los que al ver el tema, abandonen la página espantados, desinteresados o furiosos, pudiendo haber combinaciones de esos estados de ánimo.

Sigue leyendo

Qu cagada!!!… haber tenido la razn

Eran los primeros días de 2016.

Era en el comienzo del gobierno de Mauricio Macri, que gan las elecciones -segn el diario pro Cambiemos– por 51.34% contra 48,66%. Fueron 25.297.924 votantes, y la diferencia fue de 678.774 votos.

Por poco o mucho, haba ganado el candidato que haba dicho Podemos vivir mejor.

Ya dira algo ms.

En una esquina de av. Corrientes y av. Scalabrini Ortiz, una parejita joven, uno portando cmara y la otra micrfono, me abordaron para hacerme algunas preguntas.




El video me exime de explicar nada.

En ese minuto que acabs de ver, no slo pude exponer mi punto de vista, sino que el conductor, Alejandro Liska hace el cierre de la nota y responde a lo que yo expuse dando a entender que yo estaba equivocado.

Y YO NO ESTABA EQUIVOCADO.

1.000 das mas tarde
Sigue leyendo

No sabía con qué cerrar el año…

… y algo que ví en la tele del colectivo (bus) esta mañana al ir a trabajar me dejó pensando.

Era para publicar algo al respecto, hacer algún comentario propio, pero viéndolo en casa, con sonido y con las apariciones del final que no había visto, hicieron que me diera cuenta de que NO HAY ABSOLUTAMENTE NADA QUE AGREGAR.

Creo que el video original se titula Dear daddy o Querido papito.

En otras menciones aparece como dear Dear daddy I will be born a girl o Querido papá voy a nacer mujer.

El título no es tan importante al fin y al cabo, sino el contenido. En todo caso, anticipa apenas algo de la historia.

Vélo.

Creo que la mejor manera es en soledad, con tranquilidad para repetir alguna escena o frase y tomarse un par de minutos para que la historia termine de hacer efecto.

Hay que verlo todo.

Quizás no te llegue la historia. Nadie está obligado a compartir la idea que se expresa en este video. No te sientas culpable.

Está el derecho a pensar, sentir o creer diferente.

Simplemente miralo y preguntate por qué tanta cosa.

Y si te parece, conversalo con alguier a quien le parezca una muy buena historia para que sepas qué puede pensar otra persona.

Simplemente miralo y pedile a otros que también lo vean.

Que opinen.

Y tal vez, hasta que hagan algo.

Acá lo dejo.