No digas que no te avisé…

Quizás si Jessica Loza pudiera volver para decir algo, ésas serían las palabras que le diría al superior que la obligó a ocupar su puesto en la caja del supermercado.

Muchos no sabrán de qué estoy hablando.




El domingo pasado, 24 de agosto, Andrés Maximiliano González pasó de las amenazas a los hechos y asesinó a su ex pareja mientras ella estaba en su puesto de cajera de un supermercado de la cadena Coto en el barrio de Boedo.

En un viejo post mío que habla sobre el dueño de esta cadena de supermercados, varios empleados y ex empleados, dejan sus comentarios sobre lo que pasa y lo que no dentro de la empresa.

María F., que trabaja como cajera en esa empresa, dejó un comentario/homenaje sobre el asesinato de su amiga, donde comenta entre otras cosas, que ella pidió no bajar a la línea de cajas, porque su ex la había amenazado de muerte ese mismo día.

Difícilmente jefe o gerente alguno de una gran empresa haga caso a una empleada que solicita no ocupar su puesto porque ha sido amenazada por su ex pareja.

Creo que no sólo está la presión por parte de los dueños, sino la dificultad de creer que algo así vaya a suceder. No tenemos conocimiento de muchos casos de asesinato con estas características como para imaginarnos que justo vaya a suceder en nuestro lugar de trabajo.

Luis comenta que seguramente un “compañero de trabajo” antepuso la obsecuencia a una vida humana. Puede ser también que algo así esté “institucionalizado” en la empresa y que volverá a suceder si se presentan nuevamente las mismas condiciones.

Tampoco imagino a una sucursal de una cadena de supermercados cerrando en señal de duelo. Ni por la muerte del dueño van a cerrar.

No quiero que lo que estoy diciendo se interprete como justificación alguna para nada de lo que ha sucedido.

Nadie cree que las amenazas lleguen a convertirse en hechos. Ni siquiera la justicia.

¿Qué hubiera sucedido si Jessica Loza no hubiese sido “obligada” a ocupar su puesto en la caja?

Quizás no hubiese sido asesinada alrededor de las 13 horas del 24 de agosto de 2008, sino en el horario de salida.

Tal vez su ex pareja encontrase otra oportunidad de dispararle al día siguiente, o la semana entrante o cuando fuera.

Es más que evidente que Andrés Maximiliano González estaba fuera de control cuando le disparó repetidamente a su ex y luego se disparó en la sien. Me da la impresión de que el final de la historia podría cambiar de día y hora, pero no de desenlace.

Ahora quedan dos criaturas de 3 y 7 años sin madre ni padre. Son los que terminan a la postre más perjudicados. Siempre son los hijos pequeños los que pagan el precio más alto en estos casos de locura extrema.




No es, ni será éste el primero y último caso en el que una pareja termina de esta manera con su relación.

Sería bueno que a quienes competa legislar para evitar este tipo de tragedias, pusiesen empeño en buscar verdaderas soluciones de fondo. Quiero creer que a alguien debe interesarle este tema.

Para los que quieran saber algo más (no mucho), pueden ver la noticia en el diario Clarín.

1.000 Comentarios

El viernes 23 de abril de 2004 puse un post que creí que sería meramente anecdótico, haciendo un listado de las series de TV que veía en los 60´s y 70´s.




El primer comentario lo hizo Santiago, el primero de setiembre, 4 meses después, comentando por una serie que yo no había puesto en el listado (actualmente son 181 series).

El comentario número 1.000 lo puso hoy Silvana Verónica, que seguramente ni se enteró.

Los comentarios referidos a las series viejas, antiguas, viejitas o del recuerdo (así las llaman los fanáticos), son más de mil, lo que sucede es que no todos los hicieron en ése post, sino que al seguir navegando por mi sitio, hicieron el comentario en cualquier otro tema.

Pero en el que se titula “Series de los 60´s y 70´s” hay 1.000.

No sé si será algún récord, pero como número, es más que importante.

Tuve alguna sugerencia para que cerrara los comentarios y creara un foro para reemplazarlo, pero mi avaricia pudo más (lo siento Luis).

Resultó que “mi experiencia personal” no era exclusivamente mía, sino que éramos muchos los que recordábamos las series que en muchos casos duraban apenas 1/2 hora, donde se presentaba, desarrollaba y concluía un tema.

Poder de síntesis, claridad, simpleza… no lo sé. Sí estoy seguro de que a muchos nos atrapaban esas historias entretenidas o graciosas o terroríficas o…

Gracias a todos los que colaboraron para hacer que ese post siga vivo.




Ya lo dije cuando el 6 de enero de 2006 actualicé ese post: “Gracias a todos ustedes; son mis amigos de la infancia, aunque en ese momento no lo sabía.”

Prometo seguir haciéndolo crecer, agregando más fotografías y en un futuro ver si puedo poner los temas musicales y algunas escenas.

Comentarios al margen

De acuerdo a lo que se publicó en La Voz de Galicia, los golpes en “las partes”, no afectarían a los espermatozoides…




¡Pero al transportista, SÍ!

Aclaran también que el tabaco no afecta a la eyaculación.

Si no me equivoco, el cigarrillo viene después de ésta. Por lo menos en las películas es así.

También dice que cuando “te obligan”, te cuesta más… Lógico, si para algo tan divertido te tienen que obligar… no quiero ni imaginarme a la partenaire….

Pero lo que más me intrigó, es cómo cuernos hicieron el estudio.

Más que conejitos de indias, los voluntarios (?) eran conejitos de pascua, porque ¡Hay que tener huevos para dejar que te los pateen!




El director del proyecto ha fallecido recientemente. Seguramente alguno de sus “objetos de estudio”, cansado de lo poco que le pagaban, se hizo cargo de hacer justicia.

Que la inocencia te valga

No sé si en el resto del mundo se celebra el día de los santos inocentes el 28 de diciembre. Aquí sí.

Es un día en el que hay que estar alerta, porque pueden hacernos bromas, dándonos noticias que nos “afecten” especialmente, como: “acaban de confirmar un aumento de sueldo para todos”, o “te acordás de fulanita?, acabo de enterarme que está perdidamente enamorada de vos”, o ¿te enteraste lo que le pasó a menganito?, lo acaba de atropellar un camión y parece que queda cuadripléjico”.




Al momento de “caer” en la broma, nos arrojan la frase: ¡Que la inocencia te valga!, y todos rien, a veces las víctimas también.

Lo que les quiero contar, sucedió un mes y medio atrás.
Sigue leyendo