Seguridad laboral?… ¡JO, JO, JO!

Hoy es 24 de diciembre, cuando en muchas partes del mundo se espera ver por los techos a Papá Noel, Santa Claus, o como quiera que lo llamen, aquí, en Avellaneda podemos ver algo así como los tres reyes magos.




En la esquina de la Avenida Mitre y Cnel. Suárez, tres intrépidos soldadores están montando un nuevo cartel publicitario.

Cómo hacen para no caerse, no sé; lo que sí sé, es que trabajar en la altura, haciendo equilibrio en dos vigas sin amarrar el arnés a ningún punto seguro, es una clara invitación al desastre o a la lección Nº1 de cómo volar sin alas.

Muchachos: ojalá no me hagan decir “yo se lo avisé”. Es probable que ustedes tengan familia que espera por ustedes. No sea cosa que caigan de improviso.




soldadores-acrobatas

Que la inocencia te valga

No sé si en el resto del mundo se celebra el día de los santos inocentes el 28 de diciembre. Aquí sí.

Es un día en el que hay que estar alerta, porque pueden hacernos bromas, dándonos noticias que nos “afecten” especialmente, como: “acaban de confirmar un aumento de sueldo para todos”, o “te acordás de fulanita?, acabo de enterarme que está perdidamente enamorada de vos”, o ¿te enteraste lo que le pasó a menganito?, lo acaba de atropellar un camión y parece que queda cuadripléjico”.




Al momento de “caer” en la broma, nos arrojan la frase: ¡Que la inocencia te valga!, y todos rien, a veces las víctimas también.

Lo que les quiero contar, sucedió un mes y medio atrás.
Sigue leyendo