Cofrades del Santisimo Sacramento, Cristo los esta mirando

Cofrades del Santisimo Sacramento - Cristo los esta mirandoClick en la foto la amplía.

Me ha sucedido en más de una oportunidad, que he sacado una foto y mucho tiempo después, descubro que en la foto hay algo que no vi al momento de disparar.

Ya me ocurrió una vez, al revisar (por enésima vez) las fotos que saqué en la carrera de los 200 km de Buenos Aires en el 2005, y que agregué al slide show posteriormente, por lo que quedó en primer lugar.




Lo que fotografié en ese momento no era la actitud ensimismada del chico, sino una foto desde boxes que mostrara lo que es esperar a que alguno de los autos llegue para cambio de piloto o reparaciones. Tenía una foto divertida y durante muchos meses ni me había enterado.

Lo mismo sucedió con la foto que saqué en la Catedral Metropolitana la tarde/noche del 17 de abril de 2001, en donde sólo buscaba una imagen de un grupo de personas, de las que no tenía ninguna idea quiénes eran hasta ese momento, pero que me llamaron la atención como para sacar una foto.

La toma es desde el lado opuesto de la nave de la Catedral, sin flash, con un importante acercamiento y “a mano alzada”, factores que contribuyeran a que la toma no fuera lo nítida que me hubiera gustado.

En el grupo, dos están mirando a la cámara, uno parece ensimismado en sus pensamientos y los restantes se encuentran conversando entre ellos.

Detrás está la imagen de Jesús, que pareciera que los estuviera observando.

Siento que alguno de los rostros transmiten un mensaje que yo libremente interpreto, incluyendo a Cristo, que no sólo tiene expresión en su cara, sino que sus manos también me dicen cosas.




Es por estos motivos que publico la foto, no por su calidad técnica, sino por el o los mensajes que pueden transmitir al observador los retratados.

Una pregunta me surge: ¿saco este tipo de fotos sin saber que las estoy sacando, o de alguna manera sé inconcientemente que todo eso está ahí y que en algún momento me daré cuenta?

Gracias a Luis por la marca de agua y un poquito de “fotoshó” blureando las flores.

Ecce Homo en la feria de San Telmo en Buenos Aires

Cada vez estoy más convencido de que en materia de arte no existen límites.

También creo que en materia de artistas, podemos afirmar que estos no tienen techo.

Pero más allá de lo lo que cada uno de nosotros pueda “creer” respecto a este tema, hay algo indiscutible:




Están los “artistas” que crean “arte” para poder comer, y algunos, gracias a su trabajo comem muy bien.

Toda esta introducción viene a colación de lo que el 15/12/2013 encontré en una galería de la calle Defensa en el día en que la feria de San Telmo de Buenos Aires habilita la calle para puestos de artesanos y vendedores de antiguedades expandiendo lo que antes se limitaba a la Plaza Dorrego, convirtiendo el barrio en un polo de atracción de turistas de distintas partes de Argentina y el resto del mundo, aunque muchos vecinos de Buenos Aires ocasionalmente hagan un recorrido por el barrio un domingo.

Y aunque parezca increíble, esto es lo que enonctré: Sigue leyendo

No todo es lo que parece

Los artistas en la época del pop descubrieron que podía hacerse arte no tradicionar, con vida y movimiento propios.




Patrick Hughes, artista inglés que tuvo su primera exhibición en el momento en el que el pop estaba en auge, asombra con sus trabajos que tienen perspectiva propia.

Si no lo creen, simplemente vean este video. Eso sí, recomiendo elegir la opción HD, poner pausa y esperar a que cargue completamente antes de verlo en pantalla completa.

La obra se llama Paradoxymoron, un juego de palabras entre paradoja y oxímoron.





Redefinamos el término: Minusválido

Una persona es minusválida cuando por culpa de una lesión, sea ésta congénita, por accidente o enfermedad, queda incapacitada para ciertos trabajos, deportes, etc. por haber perdido todo o parte de un miembro.

Si quieren la definición que da la Real Academia Española, hagan click aquí.




Los amantes de la danza saben perfectamente que no son muchos los que tienen la capacidad de bailar como Julio Bocca o Eleonora Cassano.

Si es difícil el ballet para personas completas, imagínense lo que debe ser para alguien que por algún motivo ha perdido un brazo o una pierna.

Para los que después de leer ésto piensan que los estoy invitando a ver a dos pobres personas de las que puede hacerse un show del horror, les sugiero que vean a Ma Li y a Zhai Xiaowei, que con coreografía de Zhao Limin bailan Hand in hand.

Podrán sentirse conmovidos por esta pareja que ha quedado ¿minusválida?, pero van a poder apreciar cuánta armonía y arte hay en el trabajo que ambos realizan.

Creo entender que a través de esta danza, hay una historia de amor por el otro y un mensaje de que se puede ayudar a alguien a superar cualquier contingencia.

Disfrútenlo.

Para los que disfrutan de la música tropical, tienen a Alma Salcera, con Reynaldo (también minusválido) que baila junto a Claudia lo que supongo que es mambo (por lo menos éso es lo que dicen en el estribillo).

Le agradezco a Jorge que envió hace mucho este video.






Y a quien no puedo dejar de mencionar -y mostrar-, es al MAESTRO René Lavand, que desde que yo era chico veía en la televisión hacer sus trucos de magia con la mano izquierda, que era la que le quedaba.

Un mago tan extraordinario, que se daba el lujo de primeros planos y de hacer su rutina siempre muy lentamente para asombrarnos todavía más.

Mi homenaje para él.

Si llegaron hasta aquí viendo los tres videos, creo que como yo, van a replantearse seriamente la definición de minusvalía.

El traje del emperador

Extraído de Antología de cuento y poesía/5 XIII Concurso Leopoldo Marechal.




ISBN 978-987-98796-6-5

2007, Dirección de Arte y Cultura
Municipio de Morón

Segundo Premio. (Poesía)

de Tamara Soledad Rutinelli

Sin título

blanco caracol suspendido en lo alto bucea una ventana abriendo el cielo horizonte pálido del tiempo. Límpido el color de los sueños el silencio ese no color de la espera o poema deshabitado. Y luz de tu ojo o cerradura por donde se cuela la noche del olvido la muerte o la perfecta apertura de mi cuerpo en sombras caracol que emanas. Centro de esa noche boca amarga o dulce de la hora que sangra

Quiero aclarar un par de cosas:

No puse el primer premio o el tercero, porque están escritos en un formato parecido a lo que yo siempre conocí como poema: frases cortas, escritas una debajo de la otra, con una cierta rima o cadencia, que llevaba a leerlos con un cierto ritmo.

Pero como los distintos párrafos comienzan a diferentes distancias del margen izquierdo y con WordPress no puedo manejarlo correctamente, elegí el del segundo premio porque así estaba escrito.

Los únicos signos de puntuación son los tres “punto y seguido” que he puesto. El ¿poema? no termina con un punto final.

Estoy seguro de que si llegase a encontrar algún poema escrito por algún poeta famoso y participara con esa obra inédita, no quedaría ni siquiera preseleccionado.

No importa si fuera una obra de Becquer, Darío o Machado. Seguramente los descartarían.

Siento que por la ausencia de verdaderos poetas, se fue bastardeando la poesía, hasta llegar a las obras que ahora se publican.




Es una apreciación personal, pero siento que puedo decir desde mi “inocencia intelectual” que el emperador está desnudo.

Es evidente, pero nadie se anima a decirlo.