¡Qué diferentes!

Los japoneses son personas con una identidad muy propia -si es que se me permite esa frase-, que no tiene punto de comparación con ninguna otra cultura.

A nuestro gusto, tienen cosas buenas, malas, insólitas…

Recuerdo haber visto -hace ya mucho tiempo, por lo que no sé si se sigue usando- que en ciertas esquinas de Tokio había paragüeros para que la gente los usara para cruzar la calle, devolviéndolos en el paragüero de la vereda de enfrente.

A nadie se le ocurría “olvidarse” de devolverlo. Por algo eran japoneses…

Ya he hablado de este tema hace casi 4 años en un post que se titulaba Devolviendo…

De todas maneras, me he sorprendido al enterarme que en algunas estaciones de tren de la ciudad de Tokio hay libreros -estanterías- con libros gratis para que la gente elija uno antes de subir al tren, leer durante el viaje y devolverlo al bajar en la estación de destino.

Estantes de libros gratis en Tokio

Estantes de libros gratis en Tokio

Debo admitir que en ese tipo de cosas, les tengo mucha envidia.

La noticia la saqué de Un geek en Japón by Héctor García.

Las fotos las saqué de A week in Tokyo 18

Y de Q-TARO.COM » Magome.

¡Que los cumplas feliz!

Imagino que muchos de ustedes habrán leído o escuchado: “el aleteo de una mariposa en Hong Kong puede desatar una tormenta en Nueva York”.

Esta frase proviene de un antiguo proverbio chino: “el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”. Y se utiliza para referirse a la teoría del caos.

No serán pocos los que crean que quien dijo ésto, no hizo otra cosa de decir una gran estupidez.

Si yo les dijera que la frase no es tan desacertada, ¿qué pensarían?

Yo podría decir, por ejemplo: “el aleteo de las alas de una mariposa en un cumpleaños de 15 puede desatar un incendio en medio de la fiesta”.

Seguramente muchos incrédulos, personas de poca fe (en mí) estarán pensando en quitar esta página y buscar algo más interesante para ver.

Ustedes se lo pierden.

Voy a demostrar que el aleteo de una mariposa casi convierte un evento tan importante en muchas culturas como lo es el cumpleaños de 15 para las chicas, en una tragedia.

Si bien no tengo datos de dónde fue el evento ni el nombre de la cumpleañera, las imágenes hablan por sì solas.

Los invito a verlas.

Más información sobre el efecto mariposa en la Wikipedia.

Los dos lobos

Todas las culturas tienen leyendas. Variadas. Con distintos tipos de mensaje.

Me gustó mucho esta leyenda cherokee:

Un viejo Cherokee estaba hablándole a sus nietos sobre la vida.

Les dijo: “Hay una batalla teniendo lugar en mi interior… es una pelea terrible entre dos lobos.

Un lobo representa el miedo, la ira, la envidia, la pena, el arrepentimiento, la avaricia, la arrogancia, la culpa, el resentimiento, la inferioridad, las mentiras, el falso orgullo, la superioridad y el ego.

El otro lobo es la alegría, la paz, el amor, la esperanza, el compartir, la serenidad, la humildad, la amabilidad, la benevolencia, la amistad, la generosidad, la verdad y la fe.”

Miró a los niños y les dijo: “Esa misma lucha está teniendo lugar en vuestro interior y en el de cualquier persona que viva.”

Los niños se quedaron pensando un momento y uno de los nietos le preguntó al abuelo “¿Y cual de los dos lobos ganará?”

Y el anciano Cherokee respondió: “Ganará el lobo al que más alimentes.”

Lo vi en el sitio de León el africano.

El español vuelve oficialmente a las Filipinas

Cuando en 1898 Estados Unidos puso fin al imperio español en el Pacífico al “liberar” a las islas Filipinas del yugo de España y someterlas al suyo propio, prohibió el uso del idioma de Cervantes.

Culturalmente, la gente siguió usándolo, pero lentamente, al ser retirado de la enseñanza oficial, el español fue perdiendo fuerza.

Por supuesto, la elite se educó en colegios de habla inglesa, por lo que se oponen al retorno del idioma español.

En 1987, la presidenta Corazón Aquino lo eliminó de la enseñanza mediante la reforma constitucional.

La presidenta Gloria Macapagal Arroyo ha decidido reinstaurarla en la educación oficial de su país.

A partir de ahora, habrá que remontar la cuesta idiomática.

Estados Unidos no pudo eliminar a nuestro idioma ni de Filipinas ni de Puerto Rico. Nuestra lengua seguirá vivita y coleando.

La noticia salió en elcastellano.org.

Hablemos claro

Diferentes culturas, diferentes frases.

El siguiente caso es verídico, me consta.

Sala de ginecología del Hospital Rivadavia.

Jovencita internada. No recuerdo si por un fibroma descubierto en radiología o una tomografía.

Ingresa el médico, también joven.

-¡Hola! ¿cómo estás?

-Bien.

-¿Cómo te llamás?

-María (no tengo datos firmes del nombre).

-Bueno, te voy a revisar… ¿has tenido relaciones?

-Sí, muchas.

(A los médicos les encanta la sinceridad).

– Bueno, a ver…

(Comienza la exploración manual).
Sigue leyendo