¡Increíble!

No sé dónde fue grabado, ni para qué, ni por quién….




En definitiva, desconozco todo lo referente a esta filmación, excepto por el hecho de que es ¡IN-CRE-Í-BLE!

Ni en las más locas fantasías puede uno imaginarse a 7 automóviles (en un principio son 5) persiguiéndose en un espacio tan reducido y haciendo todo lo que hacen.

Por suerte, en los últimos segundos, aparecen personas corriendo, que muestran que los autos no son a escala, ni son un truco de algún tipo.

Todo dura 2 minutos y 32 segundos.

Es evidente que quien hizo la filmación no sabía bien cuál era la rutina de estos autos, porque en algunos momentos, la cámara los pierde y no sabe por dónde van a salir.




Les aseguno que vale la pena verlo.

ADVERTENCIA: Chicos, no traten de hacer ésto en sus calles.
😉

Titular correctamente

Para que no existan errores de interpretación, es necesario utilizar no sólo las palabras adecuadas, sino hacerlo en el orden correcto.




Imagínense poder realizar un curso para engrasar nuestro auto sin necesidad de acercarnos. Supongo que le tiraríamos la grasa y el aceite desde lejos.

Ahora es posible gracias a un curso que apareció en el suplemento Autos del diario Clarín de hoy.

Engrasar el auto desde lejos

Aquí está la noticia publicada en el diario online.




Quiero creer que lo que realmente ofrecen es un curso a distancia de lubricación…

¿Me estaré poniendo muy quisquilloso con lo que escriben en el diario?

Algo sobre La Boca, Caminito y conventillos

Alguna vez conté que viví 28 años en el barrio de La Boca, en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina.




Barrio antiguo, con un alto porcentaje de casas de gente trabajadora, y muchas de ellas, realizadas en madera y chapa. Paredes y techos de madera, con chapas en el exterior.

Eran casas de dos y tres pisos, con una entrada angosta, con un zaguán que desembocaba en un gran patio y con las casas de chapa rodeándolo.

Zaguán de un conventillo en el barrio de La Boca

En el patio había dos o tres piletones para lavar la ropa, baños y excusados.

Sigue leyendo

¿No era el auto el lugar más seguro?

Todos escuchamos infinidad de veces que en una tormenta eléctrica, lo más seguro es estar muy lejos.




Si no podemos cumplir con esa norma, lo segundo más seguro es quedarnos dentro de un automóvil.

Hasta ahora, hubiera apoyado esos dichos, que hasta la wikipedia avala, cuando dice:

Dentro de un vehículo deben tomarse las siguientes precauciones:

* Cerrar todas las puertas y ventanas.
* No tocar partes metálicas del vehículo.
* Por ningún motivo abandonar el vehículo.

En caso de que el individuo sea sorprendido por la tormenta eléctrica mientras se encuentra al aire libre, se recomienda lo siguiente:

* En caso de haber un edificio o vehículo muy cerca, intentar llegar a él.

Pues bien, piensen bien cuando vean una tormenta eléctrica la próxima vez. Si están en un auto, vean si pueden huir lejos o meterse en una cochera en el nivel -10.




Si no confían en mí, pues entonces vean el video. Está en inglés, pero no importa, van a entender perfectamente de qué se trata.

Los violadores – Capítulo VIII

Este post está íntimamente ligado al anterior de la serie “Los violadores”.




Esto pasó hoy.

Mismo lugar, aproximadamente la misma hora, la misma infracción, pero distinto auto.

Muy mal estacionado
Con click amplía en página nueva

Lo más indignante del caso, no es la infracción en sí, sino que se comete a 50 metros del antiguo Palacio Municipal, donde estaba estacionado sobre la vereda un patrullero.

Fíjense, que desde el patrullero puede verse al infractor.

Patrullero al pedo
Con click amplía en página nueva





¡Y yo, iluso de m….., pretendo que se respeten las normas de tránsito!…