Monos papiones en peligro

El martes pasado, 13/10/09, aprovechando que estaba libre, decidí hacer un tour fotográfico por el Zoológico de Buenos Aires.




Lo pasamos requetebien Tere y yo, y regresamos a casa luego de 6 horas de paseo y fotos.

Todo muy bien, pero…

Cuando llegamos a la parte en la que se encuentran las jaulas de los monos patas y los papiones, pudimos observar con asombro como una cría de papión estaba jugando con una gran botella plástica de gaseosa aplastada, la que al golpearla, arrastrarla y morderla, hacía un ruido que evidentemente les llamaba la atención.

Buscamos inmediatamente a uno de los muchos empleados que hay en el zoológico, pero no pudomos hallar a ninguno.

Decidimos seguir con el recorrido y avisar al primero que viéramos.

Luego de pasar la jaula de los cóndores se encuentra el edifcio de la Selva Subtropical, que tiene caseta a la entrada con un empleado. Había dos. Les avisamos lo que pasaba y uno de ellos le pidió al otro que llamara para avisar.

Luego de un par de horas más, volvimos a pasar por la jaula de los papiones y comprobamos que la botella seguía allí, con la diferencia que esta vez, el juego era entre la -a mí me pareció la misma- cría y un macho adulto. El juego consistía en que la cría escapaba con “su tesoro” y el adulto la perseguía sin terminar de apoderarse nunca de la botella.

Quizás no esté mal que los monos jueguen con una botella de gaseosa, que ésta nunca se rompa como para que puedan tragarse pequeños pedazos y lastimar u obstruir el conducto respiratorio o el digestivo.




Como no lo sé, hago la pertinente denuncia.

Aquí la foto como prueba.

Papion con botella plastica en zoo de Buenos Aires

Click en la foto la amplía.

Para ver la ubicación de los animales, entren al sitio del zoológico de Buenos Aires.

Foto de un marciano en Marte

La sonda Spirit, un vehículo que la NASA puso en el planeta Marte hace 4 años para recolectar información, ha enviado fotografías ininterrumpidamente.




El volumen es tan grande, que es imposible que los científicos de la NASA puedan aplicarse de lleno a verlas todas, por lo que astrónomos aficionados se dedican a revisar las imágenes, en búsqueda de algún detalle que los lleve a ser los descubridores de alguna maravilla extraplanetaria… y por qué no, de evidencia de vida alienígena.

Uno de estos aficionados -lamentablemente no pude encontrar su nombre ni su blog-, revisando una foto que en alta resolución pesa 72 Mb,

Panoramica tomada por la Spirit en donde aparecio el marciano
Click en la foto amplía en página nueva.

en uno de sus extremos encontró algo que le llamó poderosamente la atención: unas sombras que mostraban lo que podría parecer un ser humanoide.

Marciano fotografiado por la sonda Spirit
Click en la foto amplía en página nueva.

Por más que mi deseo más profundo desde que era chico y miraba las películas de ciencia ficción en Sábados de Súper Acción es la de encontrar pruebas de vida extraterrestre, me niego a imaginar que un marciano -o lo que sea-, está plácidamente contemplando el paisaje sentado en el borde de unas rocas.

Siempre habrá crédulos instantáneos que estarán seguros de que lo que se ve es un ser con apariencia humanoide.

Otros serán -seremos- más escépticos y consideraremos que la casualidad de la hora, el formato y color de algunas rocas generan la ilusión de un ser sentado en actitud contemplativa.

Por supuesto, muchos serán también los incrédulos que no pueden imaginar que pueda haber vida y sobre todo inteligente fuera de nuestro planeta… como si alguna vez hubiéramos encontrado vida inteligente en la Tierra. 😉




De todas maneras, les dejo la ampliación que hice del tío Martin O’Hara -mi marciano favorito / my favourite martian-.

Ampliación del marciano fotografiado por la sonda Spirit en Marte

Impresionante, ¿no?

La noticia en el Daily Mail.

La foto en el sitio de la NASA. Si quieren, pueden bajar la foto de 72 megas.

Ingenio publicitario finlandés

Excelente campaña del Ministerio de Transporte de Finlandia para concientizar en el uso del cinturón de seguridad.

Este post lo pongo por lo que vi hoy desde el colectivo cuando volvía a casa.




Renault 19, pareja adulta, él unos 50, ella unos 40.

Viajando de Buenos Aires, Capital hacia Avellaneda, Buenos Aires, Provincia.

Como en la capital el no uso del cinturón de seguridad está penado con multas, ambos lo tenían puesto.

Como en la provincia las normas de tránsito no se hacen cumplir, este par de idiotas no tuvo la mejor idea que desabrocharse los cinturones de seguridad apenas bajaron del Nuevo Puente Pueyrredón, porque al estar en la provincia, la autoridad no iba a decirles nada.

Tuve una primera idea, que inmediatamente deseché, y era que tuvieran un choque, para que se dieran cuenta de lo estúpido de sus acciones.

Pero como seguramente se iban a lastimar bastante y con probablemente habría otras personas involucradas en el accidente, dejé de desearlo.

De todas maneras, seguramente son de los que piensan que los cinturones son peligrosos. He escuchado cada cosa de gente que maneja mucho…




Bueno, basta de cháchara. Vean y disfruten el video.

Even dummies wear seatbelts.
Hasta los dummies(*) usan cinturón de seguridad.

(*) Dummies en inglés puede traducirse como tontos, y es el nombre que se le da a los muñecos que se usan en las pruebas en donde se requiera simular la reacción de un cuerpo humano. Hay modelos de adultos, niños y hasta de perros para testear qué es lo que pasa con cada uno de ellos en un accidente.
Hay de diferentes tipos: desde el simple muñeco imitando el volumen y masa de un cuerpo humano, hasta los más sofisticados, que tienen sensores en diferentes partes para registrar cómo afectaría el impacto en los distintos órganos.

Recetas industriales (hágalo usted mismo, si puede) II




Cómo exterminar las ratas – Receta Nº2

Se toman partes iguales de aceite de ámbar y de bilis de buey y se les agrega la cantidad necesaria de harina para formar una pasta. Con ella se hacen bolitas que se colocan en la habitación que se quiere limpiar de ratas, poniendo también agua en algún recipiente. El olor del aceite de ámbar atrae a los roedores, los que al ingerir las bolitas sienten intensa sed, bebiendo entonces agua hasta que mueren.

Según dice la receta, el olor del aceite de ámbar atrae a las ratas. Si yo viera un frasco que dijera “aceite de ámbar” o uno que dijera “bilis de buey”, también me sentiría atraído, pero en mi caso, para ver cómo son estos productos.

Me quedan dudas a la hora de poner en práctica este método. Sigue leyendo