Legalmente ilegal

Estados Unidos es, en miles de películas, el adalid de la libertad y de la defensa de los derechos humanos. Son los salvadores de la humanidad. Siempre tan desinteresados en su lucha mundial contra los opresores, invasores y de todos aquellos que no respetan a los seres humanos.

En la realidad, en más de una ocasión utilizaron guerras para levantar su economía.




En los últimos tiempos, a pesar de ser imposible de ocultar cuáles eran los verdaderos motivos para interferir en las economías de diferentes países y/o invadirlos, se han propuesto tomar el control de la mayor cantidad de naciones en el mundo. Siempre que no interfiera con los intereses de Rusia, que no creo que vaya a dejarlos.

La imagen de país desinteresado que defiende a quienes no pueden hacerlo, si bien hace mucho que no es habitual en el cine yanqui, termina de desaparecer con el último acto protagonizado por la ¿justicia? norteamericana.

El tiro de gracia que definitivamente eliminó la confianza que alguien pudiera tener en la ecuanimidad de los norteamericanos, es la aprobación por parte del Departamento de Justicia de los Estados Unidos de la tortura para los detenidos/prisioneros a los que se los “rotule” de posibles extremistas en los interrogatorios.

Si antes los detenidos por presuntos actos o futuros actos terroristas (¿recuerdan Guantánamo?) no existían para la ¿justicia? yanqui, ahora que sí los reconocen, les dan el estatus de “torturables”.




Bajo la norma: “el fin justifica los medios”, Estados Unidos pasa a ser legalmente igual a la Alemania de Hitler, donde cualquiera podía ser espiado, detenido, torturado e incluso ejecutado basados en un informe de los servicios de espionaje.

Parece mentira que a tan pocos años del intento nazi de dominar al mundo, no se haya disparado la alarma. Las diferencias entre los Estados Unidos de Bush y la Alemania de Hitler son apenas de forma, no de fondo.

La noticia en el New York Times.

Para hacer esta muralla…

Según aparece en Página 12, Estados Unidos ya está construyendo su muro (de Berlín) en la frontera con México.




Los mexicanos están preocupados porque lo han empezado a construir 10 metros adentro de sus fronteras.

Éste es el texto:

La decisión del presidente norteamericano, George Bush, de levantar un muro en la frontera con México para impedir el paso de inmigrantes ilegales levantó una fuerte polémica. Ayer, un legislador mexicano denunció que no sólo están construyendo el muro, sino que lo están haciendo del lado equivocado de la frontera. “Según los habitantes del municipio de Agua Prieta (en el norteño estado de Sonora), el muro se está erigiendo 10 metros adentro de la línea fronteriza –dijo el diputado Samuel Aguilar–, las fotografías muestran de manera clara que la maquinaria y los operadores están del lado mexicano; el muro es de por sí ominoso, pero ahora resulta que lo están haciendo en nuestro territorio.”

Hay una canción que dice: Para hacer esta murallaaa… esperemos que no usen wetbacks como mano de obra…




Un detalle: ¿no se fijaron si tiene rueditas?

La nota, aquí.

No entiendo…

Sé perfectamente que los políticos en todo el mundo identifican a la política como “el arte de lo posible” para justificar que en política “todo vale”.

Pero leyendo la noticia salida en Página 12 que habla de Guantánamo, me perdí.

Extraje unos párrafos para que me vayan entendiendo:

“Por dos votos contra uno, el tribunal decidió que la Justicia norteamericana no tiene jurisdicción sobre los presos internados en Guantánamo porque éstos son ciudadanos extranjeros que actualmente se encuentran en un territorio que no es de soberanía de Estados Unidos y por tanto no cuentan con la protección de la Constitución norteamericana.”
Sigue leyendo