Excelente excusa para ir al cine

Fui a ver una película argentina.

Tere terminó de convencerme de ir este mismo viernes.




Hace mucho tiempo que no voy al cine a ver una película argentina:

El secreto de sus ojos - Entradas

El secreto de sus ojos.

El secreto de sus ojos - Poster

Si bien tenía una idea de cuál era la trama, la película no dejó de sorprenderme a cada rato.

Tres o cuatro veces cambié de idea con respecto al final posible.

De todas maneras, no acerté sino hasta 30 segundos antes de que se mostrara cuál era, cuando comienza a insinuarse.

Excelente la actuación de todos los actores:

Ricardo Darín
Guillermo Francella
José Luis Gioia
Javier Godino
Pablo Rago
Soledad Villamil

Excelente trabajo del director:

Juan José Campanella (que además escribió la historia junto a Eduardo Sacheri)




Cuando miraba en el canal Encuentro el programa Entornos invisibles de la ciencia y la tecnología, además de aprender, me divertía muchísimo con los actores, el licenciado, la licenciada y Tomás.

En lo que no había reparado era en que el licenciado era Juan José Campanella.

En definitiva, vale absolutamente la pena ir al cine a verla. Para los que no vivan en la Argentina, deberán esperar a que salga en dvd para disfrutarla.

Vacaciones en Huerta Grande

Estuve unos días en Córdoba (Argentina) en la localidad de Huerta Grande.




Paramos en el Hotel Huerta Grande (para verlo en Google Maps, hacer click aquí). Las habitaciones eran comunes: alfombradas, tv por cable, pero sin teléfono en el cuarto. Piscina grande, pileta para los más chicos, cancha de bochas, fútbol y tenis; salón de juegos con pool, metegol (ambos a $1,= el partido) y dos mesas de ping pong y un gran terreno detrás. En los días en que yo estuve no había internet porque me dijeron que habían llevado las computadoras a arreglar, que los chicos, jugando jueguitos online las habían hecho pelota…

Si piensan en tomarse unas vacaciones para desenchufarse de la locura de la ciudad, no duden en ir a Huerta Grande.

Las 2 o 3 atracciones menores que podrían ver, se encuentran desde hace un año inaccesibles porque se encuentran en tierras privadas y sus dueños las han cercado.

Para disfrutar de las vacaciones, recomiendo el siguiente equipo: Uno o dos libros + un MP3 de 2 Gb + anteojos para sol + traje de baño + cámara de fotos (con macro) para fotografiar insectos extraños y coloridos + -imprescindible- un cargador de pilas.

Altamente recomendable: Casa Irwo para tomarse unos exquisitos helados artesanales disfrutando de la vista desde su terracita. Además tienen gran cantidad de productos elaborados por ellos mismos que son exquisitos y que en próximos posts mencionaré después de haberlos degustado a todos.

Acá les dejo el video que tomé con mi cámara de fotos -sin sonido- tomando mi helado de chocolate y dulce de leche.

Algunas fotos del hotel. Si hacen click en las fotos, abren en tamaño grande en página nueva

Hotel Huerta Grande - Entrada desde la calle-ruta Hotel Huerta Grande - Galería y jardin delanteros

Hotel Huerta Grande - Vista desde mi habitación Hotel Huerta Grande - Vista desde el balconcito de mi habitación

Hotel Huerta Grande - Vista mañanera desde mi habitación Hotel Huerta Grande - Vista desde los terrenos traseros

Hotel Huerta Grande - Martín entre las dos piscinas Hotel Huerta Grande - Martín saliendo de la piscina

Hotel Huerta Grande - Teresita haciendo la plancha Hotel Huerta Grande - Galería trasera a pleno sol

Hotel Huerta Grande - Segundos antes del diluvio - 2 horas de lluvia Hotel Huerta Grande - Galeria trasera durante la lluvia




Al llegar a casa, me di cuenta de que en el trayecto desde la estación de micros de Liniers perdí mi Palm Tungsten con una tarjeta de 1 Gb. 🙁

Más libros gratis




La mayoría de ustedes habrán oído hablar de la Wikipedia.

Un fenómeno interesante y extraño a la vez.

Una enciclopedia universal alimentada por los internautas que quieren volcar su conocimiento.

Podrá tener fallas -seguro que las hay y muchas- pero hay trabajos extensísimos muy bien realizados. Baste como ejemplo la búsqueda de información del Imperio Romano, que este fin de semana busqué para un trabajo escolar de mi hijo más chico.

No conformes con éso, la gente de Wiki ha puesto en la web los “Wikilibros”, ideales para estudiantes y padres que quieran ayudar a sus hijos y -por qué no- repasar algún dato olvidado de la época en que iban al colegio.

Leer en la pantalla no es lo más recomendable, pero sí buscar en un libro de texto lo que necesitamos.

Un emprendimiento extraordinario, de libros abiertos, que pueden ser editados para agregar o corregir los textos.

Los libros son subidos por los internautas, que en la mayoría de los casos lo hacen en etapas, a medida que los van escribiendo.

Hay 5 niveles para calificar a los libros según la etapa de desarrollo en el que se encuentren: Esbozo, Bajo desarrollo, Madurando, Texto abundante y Considerado completo.

En español todavía no tenemos mucho material, pero en inglés hay bastante.

Vale la pena darse una vuelta por el sitio y elegir entre las docenas de idiomas que ofrece, para ver qué encontramos de utilidad.