Diego Guelar y un reclamo que no cesa

El secretario de relaciones internacionales del PRO, Diego Guelar, ha hecho público un reclamo que desde hace mucho tiempo algunos sectores de la sociedad vienen realizando: Que se indulte a los criminales.

Todos sabemos cómo seguiría la cosa en caso de que se aprobase una medida de esa naturaleza.

En un principio alcanzaría solamente a los que han cometido delitos de lesa humanidad, tales como secuestrar, torturar, violar y robar usando como excusa la política.

Seguramente más tarde, también pedirán indulto para los que cometieron delitos menos importantes, tales como homicidas que usaron excusas tales como: “no me quería entregar la billetera” o “no se dejaba violar” incluso aquellos que digan “cómo no iba a matarlos a todos, si apareció la policía…”

Seguramente terminarán indultando al que en la provincia de Córdoba condenaron a 5 años de prisión por robar un peso ($1,=).

Diego Guelar, PRO, déjenme decirles algo: Mejor será que juzguemos a TODOS LOS DELINCUENTES, y cuanto mayor sea el delito cometido, que mayor sea la pena que les corresponda, porque si sentamos el precedente de que podemos hacer lo que queramos con los bienes y la vida de todos los argentinos por el simple hecho de tener las armas, no estamos pacificando un país, estamos tratando de calmar a las fieras, o los monstruos, que creo que ese es el calificativo más adecuado.

Como mensaje de fin de año, podían haber elegido otro tema, algo más humano y para todos.

La noticia en los diarios, excepto en Clarín, en donde no encontré nada.

Página 12.
La Nación.
Urgente 24.
Infobae.

¡BASTA de Basta!

Estoy hasta la coronilla, harto, cansado, hinchado, etc., etc., etc. de las cadenas que piden basta.

Basta de bastas por el basta mismo.

Hace ya muuuuuuchos años, en los 70´s, las cadenas representaban más trabajo o gasto para quienes decidían participar de una.

Cuando recibías un escrito que te parecía divertido, podías reenviarlo, pero te quedabas sin él; podías fotocopiarlo, pero tenías que pagar la fotocopia; otra opción era buscarte una máquina de escribir y retipiarlo -sin errorres- para pasárselo a un conocido; en última instancia, podías cargar con el papel todo el tiempo y leérselo o mostrárselo a otros.

No era tan fácil como lo es ahora

Recuerdo que no mucho antes del golpe militar del ´76, circuló una cadena referida a la consigna “Argentina potencia” que había lanzado el gobierno, en el que se satirizaba a los argentinos mostrándolos como no trabajadores, descontando de los 24 millones de habitantes a millones de empleados públicos, sindicalistas, conductores de TV y otros, catalogados como que no trabajaban, dando como resultado final que sólo quedaban 2 personas para trabajar: “Ud. y yo”.

Terminaba diciendo que harto de laburar para mantener a tantos vagos, iba a dejar de hacerlo, así que toda la responsabilidad de llegar a la Argentina potencia dependía de uno, que tendría que seguir trabajando para alcanzar el objetivo.

Recuerdo (estoy apelando a mi memoria exclusivamente) que la deuda externa del país era al comienzo de la democracia setentista de 6.000 millones de dólares, que al final del gobierno, cuando los militares dieron el golpe de estado, era de 7.000 millones, que era el incremento producido por los intereses en su gran mayoría.

Los medios de comunicación, recuerden que no había internet ni PPSs, saturaban el aire con gran cantidad de chistes sobre inoperancia del gobierno o noticias sobre la imposibilidad de seguir con el rumbo que se tenía.

Vino el golpe.

Nuestro peso pasó a valer ¡4 veces más que el dólar! Sigue leyendo

Breve video sobre la inseguridad

No existen países sin policías.

No existen países sin cárceles.

No existen países sin delincuentes.

Desde hace un tiempo (desde que se promulgó la ley de medios),los medios insisten en mostrar la sensación de inseguridad reinante en el país.

Argentina está en el tercer lugar en América, luego de Uruguay y Chile, en cuanto a seguridad.

Independientemente de los datos reales, los medios de comunicación establecen la realidad en base a la “sensación”.

A nadie le importa que los delitos en la última década hayan bajado a la tercera parte.

La “sensación de inseguridad” nos hace temer salir a la calle desde que “se ha puesto de moda” mostrar cuánto miedo tiene (yo diría: debería tener) la gente.

Hay delitos.

Pero también hay paranoia.

El canal 7, estatal, mostró hace no mucho cómo algunos medios manejaban la cosa.

He visto al periodista (¿?) Guillermo Lobo de TN hablar con el director de un hospital situado -según palabras del mismo Lobo- en una zona de guerra.

Cuando el director le aclaró que la zona no era especialmente peligrosa, el periodista hizo oídos sordos, siguió apuntando al tema de los heridos que se debían atender en el hospital y cuando el director le aclaró que estaban atendiendo tres veces menos casos que en la última década, Lobo se hizo el sordo ( o Lobo ludo) y cortó la entrevista telefónica rematando la nota hablando de la zona de guerra y la inseguridad de la zona.

La gente de la Universidad del Cine hizo un corto referido al tema de la inseguridad y lo que le pasa a la mayoría de los argentinos.

Vale la pena verlo y pensarlo. Tiene subtítulos en inglés.

WANTED – BUSCADO

Todos habrán visto en las películas de cawboys (coboys/convoys decían algunos) en donde se veían pequeños carteles con unas caras dibujadas que en su parte superior decían: WANTED.

Había muchos y peligrosos criminales en el viejo y lejano Oeste…

Pero, los yanquis son tan tradicionalistas, que siguen con la manía de andar buscando criminales por ahí, pidiéndole a la gente que colabore, que han puesto un sitio en internet en donde aparecen estos criminales.

Hay otro sitio en el que se puede poner el nombre de una persona y averiguar si tiene antecedentes criminales. Puede ser buscado por delitos de: Comportamiento, Negocios, Drogas y Alcohol, Asuntos Sexuales, Hurto o Robo, Violencia, Ofensas de Tráfico y de Otro Tipo.

Simplemente por curiosidad, puse mi nombre para ver qué pasaba y me llevé una pequeña sorpresa.

Con mi mismo nombre y apellido son 17 los buscados de un total de 34 que tienen un segundo nombre o segundo apellido o que utilizan mi nombre como alias, como por ejemplo, un tal Gustavo Salvador Hurtado utiliza mi nombre y apellido como alias.

Hasta hay un José Luis Perales (¿será el cantante?) que utiliza mi nombre y apellido, con el agregado de Adolfo (Gustavo Adolfo Rivas) para evadir a la justicia norteamericana.

Me está dando un poquito de miedo hacer un viaje a Estados Unidos. ¿Y si termino en Guantánamo?

Fíjense si no debo estar preocupado.

Los dos lobos

Todas las culturas tienen leyendas. Variadas. Con distintos tipos de mensaje.

Me gustó mucho esta leyenda cherokee:

Un viejo Cherokee estaba hablándole a sus nietos sobre la vida.

Les dijo: “Hay una batalla teniendo lugar en mi interior… es una pelea terrible entre dos lobos.

Un lobo representa el miedo, la ira, la envidia, la pena, el arrepentimiento, la avaricia, la arrogancia, la culpa, el resentimiento, la inferioridad, las mentiras, el falso orgullo, la superioridad y el ego.

El otro lobo es la alegría, la paz, el amor, la esperanza, el compartir, la serenidad, la humildad, la amabilidad, la benevolencia, la amistad, la generosidad, la verdad y la fe.”

Miró a los niños y les dijo: “Esa misma lucha está teniendo lugar en vuestro interior y en el de cualquier persona que viva.”

Los niños se quedaron pensando un momento y uno de los nietos le preguntó al abuelo “¿Y cual de los dos lobos ganará?”

Y el anciano Cherokee respondió: “Ganará el lobo al que más alimentes.”

Lo vi en el sitio de León el africano.