WANTED – BUSCADO

Todos habrán visto en las películas de cawboys (coboys/convoys decían algunos) en donde se veían pequeños carteles con unas caras dibujadas que en su parte superior decían: WANTED.

Había muchos y peligrosos criminales en el viejo y lejano Oeste…

Pero, los yanquis son tan tradicionalistas, que siguen con la manía de andar buscando criminales por ahí, pidiéndole a la gente que colabore, que han puesto un sitio en internet en donde aparecen estos criminales.

Hay otro sitio en el que se puede poner el nombre de una persona y averiguar si tiene antecedentes criminales. Puede ser buscado por delitos de: Comportamiento, Negocios, Drogas y Alcohol, Asuntos Sexuales, Hurto o Robo, Violencia, Ofensas de Tráfico y de Otro Tipo.

Simplemente por curiosidad, puse mi nombre para ver qué pasaba y me llevé una pequeña sorpresa.

Con mi mismo nombre y apellido son 17 los buscados de un total de 34 que tienen un segundo nombre o segundo apellido o que utilizan mi nombre como alias, como por ejemplo, un tal Gustavo Salvador Hurtado utiliza mi nombre y apellido como alias.

Hasta hay un José Luis Perales (¿será el cantante?) que utiliza mi nombre y apellido, con el agregado de Adolfo (Gustavo Adolfo Rivas) para evadir a la justicia norteamericana.

Me está dando un poquito de miedo hacer un viaje a Estados Unidos. ¿Y si termino en Guantánamo?

Fíjense si no debo estar preocupado.

Día de la Independencia

El 9 de julio de 1816, Argentina declara su Independencia.

El texto aprobado por todos los integrantes del Congreso de Tucumán es el siguiente:

Nos los representantes de las Provincias Unidas en Sud América, reunidos en congreso general, invocando al Eterno que preside el universo, en nombre y por la autoridad de los pueblos que representamos, protextando al Cielo, a las naciones y hombres todos del globo la justicia que regla nuestros votos: declaramos solemnemente a la faz de la tierra, que es voluntad unánime e indubitable de estas Provincias romper los violentos vínculos que los ligaban a los reyes de España, recuperar los derechos de que fueron despojados, e investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando séptimo, sus sucesores y metrópoli. Quedan en consecuencia de hecho y de derecho con amplio y pleno poder para darse las formas que exija la justicia, e impere el cúmulo de sus actuales circunstancias. Todas y cada una de ellas así lo publican, declaran y ratifican comprometiéndose por nuestro medio al cumplimiento y sostén de esta su voluntad bajo el seguro y garantía de sus vidas haberes y fama. Comuníquese a quienes corresponda para su publicación. Y en obsequio del respeto que se debe a las naciones, detállense en un manifiesto los gravísimos fundamentos impulsivos de esta solemne declaración. Dada en la sala de sesiones, firmada de nuestra mano, sellada con el sello del Congreso y refrendada por nuestros diputados secretarios.


De ahí en más, algunas veces fuimos más o menos independientes. Muchas veces no lo fuimos.

Me vinieron ganas de hacer referencia a nuestro día patrio cuando vi que Google de Argentina hacía su homenaje usando la imagen de La Casa de Tucumán.

Día de la Independencia de Argentina

¡Que los cumplas feliz!

Imagino que muchos de ustedes habrán leído o escuchado: “el aleteo de una mariposa en Hong Kong puede desatar una tormenta en Nueva York”.

Esta frase proviene de un antiguo proverbio chino: “el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”. Y se utiliza para referirse a la teoría del caos.

No serán pocos los que crean que quien dijo ésto, no hizo otra cosa de decir una gran estupidez.

Si yo les dijera que la frase no es tan desacertada, ¿qué pensarían?

Yo podría decir, por ejemplo: “el aleteo de las alas de una mariposa en un cumpleaños de 15 puede desatar un incendio en medio de la fiesta”.

Seguramente muchos incrédulos, personas de poca fe (en mí) estarán pensando en quitar esta página y buscar algo más interesante para ver.

Ustedes se lo pierden.

Voy a demostrar que el aleteo de una mariposa casi convierte un evento tan importante en muchas culturas como lo es el cumpleaños de 15 para las chicas, en una tragedia.

Si bien no tengo datos de dónde fue el evento ni el nombre de la cumpleañera, las imágenes hablan por sì solas.

Los invito a verlas.

Más información sobre el efecto mariposa en la Wikipedia.

Demasiado largo para un título

Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch

No crean que me quedé dormido sobre el teclado, porque lo que acaban de leer es el nombre de un pueblo galés.

Si bien parece una broma muy estúpida realizada por los pobladores de un pueblo de la isla de Aglesey en Gales, semejante nombre tiene su explicación:

Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch en galés, significa: La iglesia de Santa María en el hueco del avellano blanco cerca de un torbellino rápido y la iglesia de San Tisilo cerca de la gruta roja y fue establecido como nombre del pueblo en 1860.

Yo sabía que los alemanes eran dados a juntar palabras a la hora de ponerle nombre a las calles… Augustinerstrasse, Offenbachplatz, Spinnmühlengasse o Grosse Telegraphenstrasse… y ya me cansé de buscar nombres en mapas.

Pero los galeses se han llevado las palmas. Es IM-PRO-NUN-CIA-BLE.

Hay un sitio que trata -creo que infructuosamente- de que aprendamos a pronunciarlo.

Suena más o menos así: LLAN – FAIR – PWLL – GWYN – GYLL – GO – GER – YCH – WYRN – DROB – WLL – LLAN – TY – SILIO – GO – GO – GOCH.

No se gasten, además, por ser en inglés, las sílabas no siempre se pronuncian igual. La sílaba FAIR se pronuncia como FIRE, fuego en inglés y no como FAIR, feria en el mismo idioma.

Simplemente confórmense con saber que hay un lugar al que es mejor no ir de visita, porque si le tienen que explicar a alguien en dónde han estado, nunca podrán.

Por si quieren buscar algún dato en la web, les comento que hay más de 60.000 sitios para visitar según Google.

Pueden ver algo en la Wikipedia y en el sitio de llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch

Ley de silencio “pro impunidad”

Hay muchos momentos en los que pienso que las religiones, desde hace ya mucho tiempo, se han convertido en corporaciones.

Debe ser todo un tema el plantearse qué defender primero: la religión como doctrina o como institución para defender la doctrina.

Una religión sin una organización que mantenga encausados a sus fieles dentro del dogma, probablemente degenerase en una interminable cantidad de sectas, tomando cada una su propio camino.

En algún momento, el control que ejerció la religión sobre los hombres, la convirtió en un elemento de poder. A partir de allí, la espiritualidad dejó paso a la materialidad.

Cada vez más, fue prioritario el defender a la institución a como diera lugar, generando leyes propias (internas y secretas), que en nada se condecían con el alma y el espíritu.

En el afán de mantener el poder, se lapidó, quemó, flageló; se condenó socialmente a quienes declaraban fuera de la religión; exclusión que en muchos casos era peor que los castigos físicos. La sociedad los rechazaba, porque previamente, la religión se encargó de ocupar un lugar de poder en el gobierno para legitimar su accionar represivo.

No estoy hablando de ninguna religión en particular. Periódicamente nos llegan noticias de “abusos” cometidos en nombre de la religión, sin importar cuál sea ésta.

Pero lo que originó este post es la noticia aparecida en el periódico Guardian en su sección The Observer, cuando menciona que Joseph Alois Ratzinger, alias el papa Benedicto XVI, envió una “orden secreta” en 2001 a los obispos para que mantuvieran en secreto las pruebas de abuso sexual a menores de edad (pedofilia) por parte de sacerdotes católicos. Este secreto debía extenderse hasta 10 años después de que las víctimas cumplieran la mayoría de edad. De no cumplirse con lo ordenado, se corría el riesgo de ser excomulgado.

Semejante orden, tiene como fin (es evidente) que estos abusos no tomen estado público para no mancillar “el buen nombre de la Iglesia”.

Como queda claro, las víctimas serían algo así como un “daño colateral” en la guerra contra “los infieles” o agnósticos.

Aquí es donde se puede apreciar la dicotomía que marco en el segundo párrafo. Imagino que tranquilizarán sus ¿conciencias? suponiendo que Dios recompensará largamente a las pobres víctimas en el más allá.

Algunas páginas en español que hablan sobre el tema (no califico su postura, las refiero porque hablan del tema):

Página 1
Página 2
Página 3