3 provincias argentinas heredarán viento…

… y poco o nada de pensamiento científico.

La primera vez que vi la película Heredarás el viento, no podía creer que éso hubiese sucedido de verdad.

La película se basaba en un hecho real, sucedido en 1925, en la localidad de Dayton, Estados Unidos de Norteamérica.

John Scopes, que enseñaba en una escuela secundaria fue llevado a juicio por enseñar a sus alumnos en una clase de ciencia la teoría de la evolución de Charles Darwin.

El estado de Tennessee tenía -quizás todavía la tenga- una ley que prohibía enseñar cualquier otra teoría que la del creacionismo, la que dice que Dios creó en 6 días todo el mundo y a los seres que lo habitan.

Lo que es aún más increíble, es que fue encontrado culpable…

Sé que aún hoy en varios estados de los Estados Unidos de Norteamérica, es obligatorio enseñar el creacionismo en las escuelas, y en donde si se permite hablar de la teoría de la evolución, debe aclararse a los alumnos “que es tan sólo una teoría y que no ha sido probada” 8-(

El segundo golpe con respecto a la enseñanza o no de la teoría de la evolución, lo recibí hoy al leer en el diario una nota con motivo de cumplirse los 200 años del nacimiento de Charles Darwin que en la República Argentina en tres de sus provincias no se enseña la teoría de la evolución.

Quedé pasmado. Que en algunos colegios religiosos -a ultranza- no quieran enseñarlo, puedo llegar a imaginármelo; pero… ¡en provincias enteras!… ni en mis peores pesadillas.

Los nombres de estas provincias son: Corrientes, Jujuy y Salta.

Que las religiones -quizás no todas- pretendan ser las dueñas de “la verdad”, no me extraña; porque si no creyesen éso, no habría justificación alguna para su existencia.

Lo que más me preocupa es la injerencia que tiene la religión católica -yo creo en Dios, aunque difiero en muchos aspectos con la iglesia- en los gobiernos de muchos países.

Mi religión se basa en libros escritos por diferentes manos anónimas en diferentes épocas, y hacen mención -a veces contradiciéndose entre sí- a la existencia de un dios supremo que como los dioses romanos o griegos, tiene muchas veces reacciones “demasiado” humanas, tales como arrepentimiento, odio, castigos extremos, irreflexión y asesinatos en masa; estos últimos a veces llevados a cabo por sus propias manos y otros, como en el caso de Jericó usando a sus criaturas preferidas.

Para todos los que quieran saber un poco más con respecto al caso del Estado contra John Scopes, les recomiendo recabar información en la página de la Universidad de Huelva, España. Es excelente.

Aquí tienen la foto de la nota en el diario Clarín.

darwin-evolucion-e-involucion-argentina

También pueden leer la nota online.

Hermanos en litigio

Conocí a Mirta a través de mi sitio, porque ella también es fanática de Patxi Andión. Tenemos un vínculo/contacto virtual.

Es abogada de familia y psicóloga social.

Me suscribí a su boletín de noticias y me encontré siempre con cosas interesantes.

No sólo yo. En alguna oportunidad, fue consultada por el diario La Nación en el tema de bienes + divorcio. Un asunto que imagino duro de tratar, no sólo por la pareja, sino por sus abogados y juez.

Hace unos días, en el boletín publicó una de sus experiencias. Dura, por cierto, y que deja una reflexión diferente según la manera de vivir la vida que tenga cada uno.

Podrán compartir o no su punto de vista, pero de ninguna manera el relato los va a dejar indiferentes.

Gracias Mirta por permitirme la publicación.

Aquí la transcripción:

MORIR LITIGANDO

por Mirta Nuñez

“Los hermanos sean unidos
porque esa es la ley primera”

J. y E. eran hermanos. Se odiaban como Caín y Abel.
Sigue leyendo

La maldición blanca

Por Eduardo Galeano

El primer día de este año, la libertad cumplió dos siglos de vida en el mundo. Nadie se enteró, o casi nadie. Pocos días después, el país del cumpleaños, Haití, pasó a ocupar algún espacio en los medios de comunicación; pero no por el aniversario de la libertad universal, sino porque se desató allí un baño de sangre que acabó volteando al presidente Aristide. Sigue leyendo