Cofrades del Santisimo Sacramento, Cristo los esta mirando

Cofrades del Santisimo Sacramento - Cristo los esta mirandoClick en la foto la amplía.

Me ha sucedido en más de una oportunidad, que he sacado una foto y mucho tiempo después, descubro que en la foto hay algo que no vi al momento de disparar.

Ya me ocurrió una vez, al revisar (por enésima vez) las fotos que saqué en la carrera de los 200 km de Buenos Aires en el 2005, y que agregué al slide show posteriormente, por lo que quedó en primer lugar.

Lo que fotografié en ese momento no era la actitud ensimismada del chico, sino una foto desde boxes que mostrara lo que es esperar a que alguno de los autos llegue para cambio de piloto o reparaciones. Tenía una foto divertida y durante muchos meses ni me había enterado.

Lo mismo sucedió con la foto que saqué en la Catedral Metropolitana la tarde/noche del 17 de abril de 2001, en donde sólo buscaba una imagen de un grupo de personas, de las que no tenía ninguna idea quiénes eran hasta ese momento, pero que me llamaron la atención como para sacar una foto.

La toma es desde el lado opuesto de la nave de la Catedral, sin flash, con un importante acercamiento y “a mano alzada”, factores que contribuyeran a que la toma no fuera lo nítida que me hubiera gustado.

En el grupo, dos están mirando a la cámara, uno parece ensimismado en sus pensamientos y los restantes se encuentran conversando entre ellos.

Detrás está la imagen de Jesús, que pareciera que los estuviera observando.

Siento que alguno de los rostros transmiten un mensaje que yo libremente interpreto, incluyendo a Cristo, que no sólo tiene expresión en su cara, sino que sus manos también me dicen cosas.

Es por estos motivos que publico la foto, no por su calidad técnica, sino por el o los mensajes que pueden transmitir al observador los retratados.

Una pregunta me surge: ¿saco este tipo de fotos sin saber que las estoy sacando, o de alguna manera sé inconcientemente que todo eso está ahí y que en algún momento me daré cuenta?

Gracias a Luis por la marca de agua y un poquito de “fotoshó” blureando las flores.

Casamiento y terremoto

El lunes 12 en Sichuan, China, se produjo un terremoto de 7.9 grados, que provocó destrucción y muerte. Nadie espera este tipo de cataclismos, por lo que las cosas de todos los días transcurren con normalidad hasta que se producen estos fenómenos. Muchas veces vemos las tomas de las cámaras de televisión registrando el momento del sismo, pero nunca vi nada parecido a ésto:

Casamiento instantes antes del terremoto de Sichuan, China

Comienza el terremoto

El templo comienza de derrumbarse. Terremoto en Sichuan, China Sigue leyendo

Demasiado largo para un título

Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch

No crean que me quedé dormido sobre el teclado, porque lo que acaban de leer es el nombre de un pueblo galés.

Si bien parece una broma muy estúpida realizada por los pobladores de un pueblo de la isla de Aglesey en Gales, semejante nombre tiene su explicación:

Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch en galés, significa: La iglesia de Santa María en el hueco del avellano blanco cerca de un torbellino rápido y la iglesia de San Tisilo cerca de la gruta roja y fue establecido como nombre del pueblo en 1860.

Yo sabía que los alemanes eran dados a juntar palabras a la hora de ponerle nombre a las calles… Augustinerstrasse, Offenbachplatz, Spinnmühlengasse o Grosse Telegraphenstrasse… y ya me cansé de buscar nombres en mapas.

Pero los galeses se han llevado las palmas. Es IM-PRO-NUN-CIA-BLE.

Hay un sitio que trata -creo que infructuosamente- de que aprendamos a pronunciarlo.

Suena más o menos así: LLAN – FAIR – PWLL – GWYN – GYLL – GO – GER – YCH – WYRN – DROB – WLL – LLAN – TY – SILIO – GO – GO – GOCH.

No se gasten, además, por ser en inglés, las sílabas no siempre se pronuncian igual. La sílaba FAIR se pronuncia como FIRE, fuego en inglés y no como FAIR, feria en el mismo idioma.

Simplemente confórmense con saber que hay un lugar al que es mejor no ir de visita, porque si le tienen que explicar a alguien en dónde han estado, nunca podrán.

Por si quieren buscar algún dato en la web, les comento que hay más de 60.000 sitios para visitar según Google.

Pueden ver algo en la Wikipedia y en el sitio de llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch

No es animadversión

Lo juro por Dios, pero a su representante en la tierra ya no lo banco más.

En su fracasada visita a Brasil, el acérrimo defensor del dogma de la iglesia católica, sigue con su inquebrantable tarea de alejar a los fieles de la iglesia.

El domingo (ayer) llegó a afirmar que la religión cristiana en América, no fue impuesta, sino que los nativos estaban esperando ansiosamente a Cristo, el Salvador.

O es un ignorante (éso es algo que no creo), o un cínico que no sólo ampara a los sacerdotes pedófilos, sino que busca llegar a las épocas de gloria de Torquemada para eliminar todo intento de cuestionar lo que ël dice.

Si alguien siente que estoy ofendiendo a la Iglesia, puede dejar de leerme. Pero no se olviden que Ratzinger es una persona, que fue elegida por personas. En ningún momento apareció una paloma en el cielo sobre su cabeza ni se escuchó una voz diciendo que él era el representante de Dios en la tierra.

Las personas pueden equivocarse. Las personas pueden tener juicios equivocados. Las personas pueden no ser buenas. Las personas pueden llegar a ser papas.

Siempre es saludable pensar que las cosas se hacen con buenas intenciones… pero el camino del infierno está sembrado de ellas.

Siento en lo más profundo que Ratzinger es una mala persona. Estoy convencido de que todo lo que dice y hace tiene como única finalidad la de imponer “su” dogma; “su” punto de vista y “sus” intereses religiosos/políticos.

Nadie me va a convencer que lo que busca es acercar a la gente al catolicismo, amenazando con excomuniones masivas excepto a “cierta clase” de sacerdotes…

Página 12
20 Minutos

Ley de silencio “pro impunidad”

Hay muchos momentos en los que pienso que las religiones, desde hace ya mucho tiempo, se han convertido en corporaciones.

Debe ser todo un tema el plantearse qué defender primero: la religión como doctrina o como institución para defender la doctrina.

Una religión sin una organización que mantenga encausados a sus fieles dentro del dogma, probablemente degenerase en una interminable cantidad de sectas, tomando cada una su propio camino.

En algún momento, el control que ejerció la religión sobre los hombres, la convirtió en un elemento de poder. A partir de allí, la espiritualidad dejó paso a la materialidad.

Cada vez más, fue prioritario el defender a la institución a como diera lugar, generando leyes propias (internas y secretas), que en nada se condecían con el alma y el espíritu.

En el afán de mantener el poder, se lapidó, quemó, flageló; se condenó socialmente a quienes declaraban fuera de la religión; exclusión que en muchos casos era peor que los castigos físicos. La sociedad los rechazaba, porque previamente, la religión se encargó de ocupar un lugar de poder en el gobierno para legitimar su accionar represivo.

No estoy hablando de ninguna religión en particular. Periódicamente nos llegan noticias de “abusos” cometidos en nombre de la religión, sin importar cuál sea ésta.

Pero lo que originó este post es la noticia aparecida en el periódico Guardian en su sección The Observer, cuando menciona que Joseph Alois Ratzinger, alias el papa Benedicto XVI, envió una “orden secreta” en 2001 a los obispos para que mantuvieran en secreto las pruebas de abuso sexual a menores de edad (pedofilia) por parte de sacerdotes católicos. Este secreto debía extenderse hasta 10 años después de que las víctimas cumplieran la mayoría de edad. De no cumplirse con lo ordenado, se corría el riesgo de ser excomulgado.

Semejante orden, tiene como fin (es evidente) que estos abusos no tomen estado público para no mancillar “el buen nombre de la Iglesia”.

Como queda claro, las víctimas serían algo así como un “daño colateral” en la guerra contra “los infieles” o agnósticos.

Aquí es donde se puede apreciar la dicotomía que marco en el segundo párrafo. Imagino que tranquilizarán sus ¿conciencias? suponiendo que Dios recompensará largamente a las pobres víctimas en el más allá.

Algunas páginas en español que hablan sobre el tema (no califico su postura, las refiero porque hablan del tema):

Página 1
Página 2
Página 3