Algo huele a podrido lejos de Dinamarca

Mis primeros 28 años de vida los viví en el barrio de La Boca.

Recuerdo calles empedradas que paulatinamente fueron asfaltándose.

Terrenos baldíos – potreros – llenos de canchitas de fútbol, árboles y maleza para jugar a los exploradores, pequeñas lagunas post-lluvia que se llenaban de renacuajos, lomas de tierra que servían como objetivo para los grupos que intentaban tomarla.




Muy cerca – 400 mts -, el agua. El Riachuelo.

Ya no tan cerca, a unos 1.500 a 2.000 mts, el Balneario Municipal.

Recuerdo que de chiquitito me he bañado en el balneario. Un poco más tarde, aconsejaron no hacerlo.

Se podía cruzar hacia Dock Sud o Avellaneda a pie.

Se podía usar el Puente Nicolás Avellaneda, que tenía escaleras mecánicas altísimas o el Nuevo Puente Pueyrredón cuyas escaleras eran más modestas o el Viejo Puente Pueyrredón, sin escaleras, a la altura de la calle.

Había un servicio de transbordador en el Puente Nicolás Avellaneda, que colgaba debajo de él.

Un cruce en bote hacia Dock Sud, con los boteros de pie, cruzando gente durante todo el día por una moneda.

Cuando me casé me mudé enfrente, a Avellaneda, pero ya a un kilómetro y medio del Riachuelo.

Lo veía desde el Nuevo Puente Pueyrredón, desde el colectivo o el auto.

Cuando luego de mucho tiempo paseando por la Vuelta de Rocha me acerqué al agua, me golpearon: la visión del agua sucia y su olor.

No era así como lo recordaba. Y no había pasado tanto tiempo.

Ayer, hojeando la edición electrónica del diario Clarín, me encontré con un link a un informe preparado por un grupo de estudiantes de la Carrera de Comunicación de la Universidad Nacional de Quilmes referido a la contaminación del Riachuelo.

Creo que vale la pena ver el informe.




Y aunque no sea una “buena propaganda”, peor sería que no se hiciera nada por cambiar esta situación.

Me gustaría que: no ya mis hijos, pero sí mis nietos puedan volver a disfrutar del Riachuelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *