Caraballo mató un gallo

Hay cosas que quedan grabadas de manera indeleble en la memoria, vaya uno a saber por qué.

Y en este momento, quiero referirme a aquellas cosas que nos gustaron y evidentemente nos marcaron, porque no las podemos olvidar.

Recuerdo los 70´s, cuando veía en la tele los programas de trasnoche, que se especializaban en ofrecer buenas películas y buenos cortos cinematográficos.




¡Extraordinaria época para mí, que podía vivir despreocupado escuchando música, jugando al fútbol, leyendo y viendo en la tele series y programas que pasaban lo que ahora se define como películas y cortos «de culto».

Todo mi esfuerzo se limitaba a ir a estudiar.

Entre las cosas que recuerdo y que quiero compartir con ustedes, está esta reecopilación de un aire popular con arreglo de Olga Manzano y Manuel Picón: «Caraballo Mató un Gallo«, realizada en Bogotá, Colombia en agosto de 1976.

Un corto animado que sigue teniendo mucha vigencia hoy.

Será porque a los desprotegidos se los sigue persiguiendo como siempre. Criminalizándolos hasta el hartazgo.

No hablo de los criminales, sino de las víctimas de criminalización que terminan como Caraballo.

No los voy a seguir aburriendo con sociopolítica o como sea que se llame esto que estoy haciendo.

Les recomiendo que vean este video. También me tomé la molestia de agregarles la letra de la canción para los que les interese. Sigue leyendo

¡Increíble!

No sé dónde fue grabado, ni para qué, ni por quién….




En definitiva, desconozco todo lo referente a esta filmación, excepto por el hecho de que es ¡IN-CRE-Í-BLE!

Ni en las más locas fantasías puede uno imaginarse a 7 automóviles (en un principio son 5) persiguiéndose en un espacio tan reducido y haciendo todo lo que hacen.

Por suerte, en los últimos segundos, aparecen personas corriendo, que muestran que los autos no son a escala, ni son un truco de algún tipo.

Todo dura 2 minutos y 32 segundos.

Es evidente que quien hizo la filmación no sabía bien cuál era la rutina de estos autos, porque en algunos momentos, la cámara los pierde y no sabe por dónde van a salir.




Les aseguno que vale la pena verlo.

ADVERTENCIA: Chicos, no traten de hacer ésto en sus calles.
😉