Historia de un letrero

Las grandes obras pueden ser pequeñas.

Este es un corto dirigido por Alonso Álvarez Barreda, mexicano, que compitió en el Festival de Cannes en el concurso Short Film Cornes, donde participaron casi 2.000 cortos.




Le otorgaron el premio Special Cannes 2008.

Con apenas 6 minutos de duración, este corto es IMPRESIONANTE.

Entre la presentación y los créditos, la historia transcurre en menos de 5 minutos.

Verán que hasta que hayan pasado pocos segundos de los 4 minutos de actuación, que es cuando llega el final, no van a saber cómo termina.

Como mínimo, les garantizo que este corto los dejará pensando…

Véanlo a pantalla completa.

Actualización 25/11/2013

Me veo em la obligación de hacerles saber que esta hermosa historia no es original, sino una copia de un -muy- corto español.




Les dejo el video del reportaje que la televisión mejicana hace al “creador” del corto y en donde se puede ver que Alonso Álvarez Barreda el autor mejicano del corto ganador en Cannes no puede justificar que su trabajo sea el mismo -salvando detalles, claro- que uno realizado por lo menos 2 años antes.

Vale también la pena ver este nuevo video.

Seguridad laboral?… ¡JO, JO, JO!

Hoy es 24 de diciembre, cuando en muchas partes del mundo se espera ver por los techos a Papá Noel, Santa Claus, o como quiera que lo llamen, aquí, en Avellaneda podemos ver algo así como los tres reyes magos.




En la esquina de la Avenida Mitre y Cnel. Suárez, tres intrépidos soldadores están montando un nuevo cartel publicitario.

Cómo hacen para no caerse, no sé; lo que sí sé, es que trabajar en la altura, haciendo equilibrio en dos vigas sin amarrar el arnés a ningún punto seguro, es una clara invitación al desastre o a la lección Nº1 de cómo volar sin alas.

Muchachos: ojalá no me hagan decir “yo se lo avisé”. Es probable que ustedes tengan familia que espera por ustedes. No sea cosa que caigan de improviso.




soldadores-acrobatas

No, pero sí

A veces nos encontramos con situaciones paradojales.

Cuando Napoleón Bonaparte (a él se atribuye la frase) le dijo a su criado: “vísteme despacio que estoy apurado”, creaba una paradoja que se volvió famosa. Simplemente la frase hace referencia a que al no apurarse, existen menos posibilidades de equivocarse, y por lo tanto, más oportunidades de hacer el trabajo más rápido.

Circulan PPSs y cadenas de mails en los que se hace referencia a frases maternas contradictorias como: “te dije un millón de veces que no exageres” o la que dice “cerrá la boca y decime qué fue lo que realmente pasó”.




Imagínense ustedes que tienen un edificio con valor histórico que está siendo utilizado como banco.

Conociendo a los argentinos (ignoro qué pasa en otros países), queremos conservarlo en el mejor estado posible, evitando que peguen afiches publicitarios, que hagan pintadas callejeras (graffittis) o pintadas políticas apoyando a candidatos para toda clase de cargos.

¡Qué problema!

¿Ponemos custodia policial las 24 hs del día los 365 días del año?

Lo mejor es avisar y esperar que la buena voluntad de los usaparedes respete el pedido.

Piensen cómo lo harían con el Banco de la Provincia de Buenos Aires, sucursal Avellaneda.

banco-provincia-avellaneda

Quizás hayan llegado a la misma solución que los responsables de cuidarlo.
Sigue leyendo

¿Tengo que enfundar la mandolina?

Haciendo zapping, al pasar por el canal Volver, me encuentro con que estaban pasando videos de Carlos Gardel (¿era necesario hacer un link a la wikipedia?).

Siempre me gustó escucharlo. Cuando en la radio o la tele sonaba uno de sus temas, siempre me quedaba escuchando extasiado.




De pronto, aparece un cartel indicando que el tema siguiente era “Enfudá la mandolina”.

Me causó gracia el título, y le presté atención.

Me sorprendió la letra, porque era en realidad un consejo para un jovato de 50. ¡Yo tengo cincuenta!

Carlitos: Podrás ser mi ídolo, pero ni loco te hago caso. Yo no estoy así.

Les dejo el video y la letra.

Enfundá la mandolina
Tango
1930
Música: Francisco Pracánico
Letra: José Zubiría Mansilla

Sosegate que ya es tiempo de archivar tus ilusiones,
dedicate a balconearla que pa’ vos ya se acabó
y es muy triste eso de verte esperando a la fulana
con la pinta de un mateo desalquilado y tristón.
No hay que hacerle, ya estás viejo, se acabaron los programas
y hacés gracia con tus locos berretines de gavión.
Ni te miran las muchachas y si alguna a vos te habla [te da labia]
es pa’ pedirte un consejo de baqueano en el amor.

Qué querés, Cipriano,
ya no das más jugo.
Son [tus] cincuenta abriles
que encima llevás.
Junto con el pelo
que fugó del mate
se te fue la pinta
que no vuelve más.

Dejá las pebetas
para los muchachos,
esos platos fuertes
no son para vos.
Piantá del sereno,
andate a la cama
que después, mañana,
andás con la tos.




Enfundá la mandolina, ya no estás pa’serenatas,
te aconseja la minusa [chirusa] que tenés en el bulín,
dibujándote [dibujándose] en la boca la atrevida cruz pagana
con la punta perfumada de su lápiz de carmín…
Han caído tus acciones en la [s] rueda [s] de grisetas
y al compás del almanaque se deshoja tu ilusión,
y ya todo te convida pa’ganar cuartel de invierno
junto al tuego del [e´tus] recuerdo [s] a la sombra de un rincón.

La letra salió de todotango. Las correcciones […] son mías.

¡Qué pancarta!

Dándome una vuelta por Menéame hacían referencia a un cartel:



I am a muslim - Soy Musulman
Click en la foto abre en página nueva.

Ésta es la traducción que hice:

“Yo soy un Musulmán”
Matame y llamalo
“Daño Colateral”
Encarcelame y llamalo
“Medidas de Seguridad”
Exiliá a mi gente en masa y llamalo
“Nuevo Medio Oriente”
Robá mis recursos, invadí mi tierra,
Alterá mi liderazgo (gobierno) y llamalo
“Democracia”




¡Que pocas palabras se necesitan para describir acabadamente una situación complicada”

La foto la saqué de aquí.