Foto de un marciano en Marte

La sonda Spirit, un vehículo que la NASA puso en el planeta Marte hace 4 años para recolectar información, ha enviado fotografías ininterrumpidamente.




El volumen es tan grande, que es imposible que los científicos de la NASA puedan aplicarse de lleno a verlas todas, por lo que astrónomos aficionados se dedican a revisar las imágenes, en búsqueda de algún detalle que los lleve a ser los descubridores de alguna maravilla extraplanetaria… y por qué no, de evidencia de vida alienígena.

Uno de estos aficionados -lamentablemente no pude encontrar su nombre ni su blog-, revisando una foto que en alta resolución pesa 72 Mb,

Panoramica tomada por la Spirit en donde aparecio el marciano
Click en la foto amplía en página nueva.

en uno de sus extremos encontró algo que le llamó poderosamente la atención: unas sombras que mostraban lo que podría parecer un ser humanoide.

Marciano fotografiado por la sonda Spirit
Click en la foto amplía en página nueva.

Por más que mi deseo más profundo desde que era chico y miraba las películas de ciencia ficción en Sábados de Súper Acción es la de encontrar pruebas de vida extraterrestre, me niego a imaginar que un marciano -o lo que sea-, está plácidamente contemplando el paisaje sentado en el borde de unas rocas.

Siempre habrá crédulos instantáneos que estarán seguros de que lo que se ve es un ser con apariencia humanoide.

Otros serán -seremos- más escépticos y consideraremos que la casualidad de la hora, el formato y color de algunas rocas generan la ilusión de un ser sentado en actitud contemplativa.

Por supuesto, muchos serán también los incrédulos que no pueden imaginar que pueda haber vida y sobre todo inteligente fuera de nuestro planeta… como si alguna vez hubiéramos encontrado vida inteligente en la Tierra. 😉




De todas maneras, les dejo la ampliación que hice del tío Martin O’Hara -mi marciano favorito / my favourite martian-.

Ampliación del marciano fotografiado por la sonda Spirit en Marte

Impresionante, ¿no?

La noticia en el Daily Mail.

La foto en el sitio de la NASA. Si quieren, pueden bajar la foto de 72 megas.

Día de la mujer

Walter Ego: Es el día de la mujer!!!…

Yo: Sí.

W.E.: ¿Y por qué?

Y.O.: Mmmmm. No sé.

W.E..: ¿Es como un día del animal pero para uno aún más inferior?

Y.O.: ¡No seas bestia!

W.E..: ¿Acaso hay un día del hombre?

Y.O.: Nnno.

W.E.: ¿Entonces?

Y.O.: Entonces… ¿qué?

W.E.: …Que tengo razón.

Y.O.: ¡Dejate de decir pavadas! ¿querés?

W.E.: Entonces tendré que demostrártelo con un informe científico…

Y.O.: ¿De qué estudio me estás hablando?

W.E.: De uno que demuestra palmariamente que la mujer es inferior.

Y.O.: ¡Por favor!

W.E.: Fijate. Es IM PER DI BLE:




La mujer es inferior

“Cabellos largos, ideas cortas” (Schopenhauer)

A fuerza de alaridos e incongruencias, miles de revolucionarias reblandecidas se debaten, no sin torpeza, en el estéril intento de demostrar que “la mujer es igual al hombre”.
Sigue leyendo