No fumes

No sólo por lo que puede molestar a quienes no fuman, hay un tema de salud de por medio.




Tu cuerpo es atacado por agentes nocivos y sufre por éso.

Con el tiempo se resiente y por lo tanto, se hace más debil ante más agresión.

Quizás en lugar de decirte cuáles son los daños que te ocasiona, podemos probar con los beneficios que te otorga el dejar de fumar:

    En 20 minutos tu presión arterial baja a niveles normales.
    En 8 horas el nivel de monóxido de carbono (gas tóxico) bajará de tu sangre a la mitad y el nivel de oxígeno vuelve a niveles normales.
    En 48 horas tus chances de sufrir un ataque cardíaco han disminuido. Toda la nicotina abandona tu cuerpo. Tus sentidos del olfato y el gusto retornan a niveles normales.
    En 72 horas tus bronquios se relajan y los niveles de energía aumentan.
    En 2 semanas tu circulación mejora y lo seguirá asiendo así por las próximas 10 semanas.
    En 3 a 9 meses la tos y los problemas para respirar se disipan y tu capacidad pulmonar aumenta en un 10%.
    En 1 año el riesgo de que sufras un ataque cardíaco baja a la mitad.
    En 5 años el riesgo de accidente vascular es el mismo que el de un no fumador.
    En 10 años el riesgo de que contraigas cáncer de pulmon es el mismo que el de un no fumador.
    En 15 años el riesgo de ataque cardíaco es el mismo que el de un no fumador.

Extraído de healthbolt.net.

Pero no creas que toda la culpa por tu adicción es por carecer de fuerza de voluntad. NO. Probablemente no haya nada más lejos de la realidad.




ELPAIS.com / AGENCIAS – Washington – 18/01/2007:
Un estudio de la Universidad de Harvard realizado con las principales marcas de cigarrillos que se venden en EE UU ha revelado que los fabricantes aumentaron los niveles de nicotina del tabaco entre 1997 y 2005, lo que aumenta su capacidad adictiva y dificulta la posibilidad de abandonar el hábito. La subida fue de una media de 1,6% al año, es decir, que los cigarrillos que se fuman hoy tienen un 11% más de esta sustancia que hace ocho años.

La noticia excelentemente desarrollada en Microsiervos.

Cuando la noticia se hace humo

Hace menos de una semana, los noticieros dieron una noticia: los familiares de una mujer que murió de cáncer al pulmón le hacían juicio al Estado, porque ella trabajaba en una oficina donde había 10 personas que eran fumadores compulsivos, y al no tener ni siquiera ventilación, el ámbito estaba permanentemente saturado de humo de cigarrillo.




La oficina era la oficina 10 del Ministerio de Salud de la ciudad de Córdoba, capital de la provincia homónima.

Cuando quise mandarle la noticia via email a una compañera de oficina, me encontré con que esta información no figuraba en internet. Los diarios no la habían publicado.

No quisiera suponer que la noticia no aparece porque los periódicos no quieren hacer publicidad en contra de las tabacaleras, o porque al gobierno no le interesaría una catarata de juicios por permitir fumar en las oficina públicas, y que por ello haya “solicitado” a los medios de comunicación escritos que se abstuviesen de hacer referencia alguna.




¿No es sospechoso?