Violación y violencia

O: Cómo están generando que la sociedad esté alienada.

No necesariamente violación debemos asociarlo con sexo.
Puede violarse la correspondencia, una caja fuerte, un domicilio, la intimidad, una norma o una ley.
En este sitio he escrito ya 10 artículos sobre los que usan sus automóviles para violar: 1, 2, 3, 4, 4 bis, 5, 6, 7, 8 y 9.
En este no sólo voy a hablar de una violación a una norma de tránsito, sino a una norma no escrita, que es la de la convivencia y además de violencia.
No quise escribir nada antes -esto sucedió el viernes pasado, 22/06/18 alrededor de las 16:45- porque quería madurar la idea con tranquilidad.

HECHOS




Ese día me bajo del colectivo (autobús) en la avenida Belgrano al 1300 en Avellaneda, Buenos Aires y camino hacia la esquina que está a no muchos metros.
Sobre la vereda, que no es muy ancha, -poco más de 2 metros- había un vehículo estacionado frente al local de Hidráulica Farías en el 1345.
Cuando estoy pasando por el costado del vehículo, sale un hombre medianamente joven, que abre la puerta del lado del acompañante e introduce medio cuerpo adentro, como si estuviera acomodando algo, por lo que al casi tocar el borde de la puerta con la pared, me resultó imposible pasar.
Esperé un momentito, y como parecía no haber advertido que hubiera alguien que no podía pasar, usando un dedo, porque sé que el ruido que produce se puede escuchar perfectamente golpeé el marco de la puerta para avisarle que estaba bloqueando el paso. No respondió, por lo que volví a tocar la puerta -siempre 3 golpes- y como seguía sin respuesta lo volví a hacer. En total toqué a la puerta tres veces.
Luego de esto, y no inmediatamente sale completamente del auto y ya antes de cerrar la puerta me increpa –¿¡Qué te pasa, estás muy apurado!?.
Simplemente le respondí: –es que quiero pasar y no puedo.
Sigue leyendo

No fumes

No sólo por lo que puede molestar a quienes no fuman, hay un tema de salud de por medio.




Tu cuerpo es atacado por agentes nocivos y sufre por éso.

Con el tiempo se resiente y por lo tanto, se hace más debil ante más agresión.

Quizás en lugar de decirte cuáles son los daños que te ocasiona, podemos probar con los beneficios que te otorga el dejar de fumar:

    En 20 minutos tu presión arterial baja a niveles normales.
    En 8 horas el nivel de monóxido de carbono (gas tóxico) bajará de tu sangre a la mitad y el nivel de oxígeno vuelve a niveles normales.
    En 48 horas tus chances de sufrir un ataque cardíaco han disminuido. Toda la nicotina abandona tu cuerpo. Tus sentidos del olfato y el gusto retornan a niveles normales.
    En 72 horas tus bronquios se relajan y los niveles de energía aumentan.
    En 2 semanas tu circulación mejora y lo seguirá asiendo así por las próximas 10 semanas.
    En 3 a 9 meses la tos y los problemas para respirar se disipan y tu capacidad pulmonar aumenta en un 10%.
    En 1 año el riesgo de que sufras un ataque cardíaco baja a la mitad.
    En 5 años el riesgo de accidente vascular es el mismo que el de un no fumador.
    En 10 años el riesgo de que contraigas cáncer de pulmon es el mismo que el de un no fumador.
    En 15 años el riesgo de ataque cardíaco es el mismo que el de un no fumador.

Extraído de healthbolt.net.

Pero no creas que toda la culpa por tu adicción es por carecer de fuerza de voluntad. NO. Probablemente no haya nada más lejos de la realidad.




ELPAIS.com / AGENCIAS – Washington – 18/01/2007:
Un estudio de la Universidad de Harvard realizado con las principales marcas de cigarrillos que se venden en EE UU ha revelado que los fabricantes aumentaron los niveles de nicotina del tabaco entre 1997 y 2005, lo que aumenta su capacidad adictiva y dificulta la posibilidad de abandonar el hábito. La subida fue de una media de 1,6% al año, es decir, que los cigarrillos que se fuman hoy tienen un 11% más de esta sustancia que hace ocho años.

La noticia excelentemente desarrollada en Microsiervos.