¡Insuperable!

Cualquiera está expuesto a que Windows XP nos muestre una pantalla azul.

Cuando el sistema operativo de Gates pierde el rumbo, te muestra una pantalla azul con letras blancas que te dicen que ocurrió un error… (aquí imagínense un código de error de 50 caracteres) y te obliga a resetear.

En la oficina, con Windows XP Professional, hoy tuve un cuelgue total. Tuve que apagar la máquina, una HP que hasta ahora funcionaba como una joyita.

Esta es la pantalla que me quedó…

¡IMPRESIONANTE!

Superando a la pantalla azul

La necesidad tiene cara de hereje

Café de por medio, Luis quiso disfrutar un rato con las frases ocurrentes del rubro 59 del suplemento de avisos clasificados de Clarín.

Encontró varios sumamente creativos. Pero cuando siguió, llegó a la parte de ofrecimiento de “maduras”.

Más allá de que cuando leía lo que me había mostrado me causaba gracia imaginarme qué tipos de post podría hacer con estos avisos, luego la bronca (ira, furia en argentino), me ganó, y escribo esto para protestar -al pedo, lo sé- por las condiciones de vida de mucha gente.

Tal como dije en el título, cuando la necesidad es mucha, la vergüenza debe ser inversamente proporcional.

Andrea, de 65 años de edad, bien lo debe saber. Ofrece sexo, probablemente para poder seguir viviendo.

A voluntad

Pero como no debe ser fácil, lo ofrece mendigando el pago.

Ampliacion de a voluntad

Probablemente debe ser igual el caso de Tita, que si bien no pone el importe, se “promociona” como una “mujer INOLVIDABLE”.

Mujer inolvidable

¡Y vaya si lo será!

74 años y con 120-70-100 como medidas, seguramente te dejará un recuerdo imborrable.

Ampliacion de mujer inolvidable

Ni con toda una vida de terapia vas a poder superar el trauma.

Ahora sin chistes: me apena mucho que haya gente que al llegar a la tercera edad, necesite de un trabajo -y sobre todo- insalubre para poder subsistir.

El candidato perfecto

Mauricio Macri se postula para Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires… antes se llamaban intendentes de la Capital.

Lanzó su campaña desde un basural en Villa Lugano, junto a una niñita del lugar.

Macri

La usó como modelo para su campaña. No sé cuál es el caché para un modelo infantil para una campaña tan grande, pero seguramente debe ser más que lo que le ofreció el candidato.

Le “pagaría” con una entrada de cine. Para ser más precisos Happy Feet.

Tal como indican en Pirulo de Tapa de Página 12, hace ya semanas que esa película dejó de darse en los cines. Quizás él la tenga presente de Punta del Este, ya que hasta hace poco todavía la daban en ese balneario.

Todos los candidatos hacen promesas durante la campaña. Pero pocos como Mauricio Macri, que al momento de lanzar su candidatura, ya tenía una promesa y un incumplimiento.

Candidato superlativo, porque además la promesa incumplida se la hizo a una criatura que evidentemente era de escasos recursos.

Inmediatamente me acordé de éste chiste de Quino:

promesa01
Sigue leyendo