Cuando el himno se canta con sentimiento

Hace unos años puse un post en donde hablaba de los sentimientos que me generaba el ver en la tele a los hinchas argentinos cantando el himno, sobre todo cuando coreaban la parte que sólo era música.

Hasta ayer nunca había tenido la oportunidad de participar del canto en vivo junto a muchos miles de compatriotas.

Es indescriptible.

Es una experiencia que recomiendo tener.

Cuando se está rodeado de personas que le ponen tanto sentimiento el hecho de cantar el himno, es imposible no sentirse parte de un todo.

Todos con un mismo sentimiento.

Lo que puede mostrarnos un video o un audio, es incomparable a sentirlo in situ.

En el video tal vez no se perciba tan bien como estando ahí el sentimiento de la gente cuando se llega a la parte final y la gente cantaba/gritaba “O juremos con gloria morir”.

Me sentí feliz y orgulloso de estar rodeado de gente que sintiera de esa manera su “argentinidad”.

Mi eterno agradecimiento a todos los que estuvieron junto a mí y me hicieron sentir tan feliz de ser argentino.

¿No será mucho, 21?

Carlos Gardel, cantaba el tango Volver, y allí se escuchaba la estrofa: … que 20 años no es nada…




Está bien. Puede ser que estando 20 años fuera de la patria, al retornar, se sienta como que no es nada.

Para un condenado a 20 años de prisión (efectiva, sin excarcelación), debe ser muchísimo.

Pero para un condenado que lleva 21 años preso, que no tiene (aparentemente) posibilidad de fugarse, que la única posibilidad que le queda es la muerte (puede no ser la propia), es una verdadera eternidad.

Hoy hace 21 años me sentenciaron con un “hasta que la muerte los separe”

Comparto el sentimiento de Roberto Fontanarrosa.
Sigue leyendo