Doo Yoo speek engrish?

No creo que quien imaginó, desarrolló y creó los PPSs haya pensado en que las mujeres podrían usarlos para intercambiar todo tipo de pensamientos, profundos o no, cursis o no, absurdos o no.

Supongo que lo hicieron para reemplazar a los slide shows (diapositivas).

Muchos de mis lectores de sexo masculino, seguramente, al recibir un mail con un PPS como adjunto, dudarán en abrirlo; la mayoría no son hechos pensando en nosotros, sino en ellas.

Pero cada tanto, algún amigo/a me envía alguno que me demuestran que no todos los PPSs son dignos de la tecla Esc.

Me enviaron uno con fotografías de carteles de Japón, «casi» escritos en inglés, que me causaron mucha gracia.

Como las imágenes tenían la dirección del sitio de donde las habían sacado, simplemente me di una vuelta por ahí…

Les dejo algunas fotos como muestra. Debo confesar que algunos textos fueron demasiado para mi. No pude imaginarme qué cuernos querían decir los japoneses que los escribieron.

Al hacer click en las imágenes, se abre una nueva ventana con la foto más grande.

Baño

¿Será para escoceses? Sigue leyendo

No cortes la cadena

Doy por seguro que si tenés una dirección de correo electrónico, habrás recibido más de una vez – muchas más – mensajes de amigos y/o conocidos que te enviaban un mensaje de amor, paz, felicidad u otra cosa positiva.

También te habrán enviado mensajes que te servían para alcanzar alguna meta – espiritual o material – si observabas ciertas reglas.

Muy probablemente te habrán llegado pedidos de ayuda para gente – la mayoría niños – con poco conocidas, pero graves enfermedades.

Todo este tipo de correspondencia tiene algo en común: en todos los casos te piden que los reenvíes a tus amistades y conocidos. Sigue leyendo