¿Coincidencias?

Muchas veces nos sorprendemos con ciertas «coincidencias» que nos hacen pensar que si bien Dios no juega a los dados, cuando está aburrido, se dedica a sorprendernos con «cosas que parecen imposibles».

No sé, se me ocurre una: cuando estamos tratando de evitar a alguien, es muy probable que terminemos tropezándonos con esta persona más veces de lo «normal».




Otra: la coincidencia (?) numerológica del servicio de emergencias yanqui (911) y la fecha (en yanqui) del 11 de setiembre, el día del atentado a las Torres Gemelas.

Hoy me encontré con una de esas coincidencias, que me dejaron pensando.

Los argentinos conocemos -unos más, otros menos- al Negro González Oro.

Periodista de voz profunda, que no es índice de frases ídem.

Controversial, quizás (para algunos) un tanto volcado a la derecha (extrema), ha conseguido que el público se divida entre seguidores y detractores. Muy pocos indiferentes.

Tanto es así, que lo han identificado muy claramente en esta foto.

Yo no hablo alemán, pero a veces encuentro cosas en páginas en idioma teutón.

Viendo unas fotos de una muestra sobre dinosaurios, me encontré con uno que según pude traducir, vivió hace 90 millones de años en Sudamérica.

Tamopco hablo latín, pero la descripción no me deja ninguna duda. ESTO ES MUCHO MÁS QUE UNA COINCIDENCIA.

El texto es clarito: Skelett = Esqueleto + Buitreraptor = Buitre-raptor + Gonzalezorum = González-Orum -> González Oro (el negro).






Links:

Origen de la foto del dinosaurio (la del fósil).
Datos sobre el dinosaurio (la del fósil, ésta tembién) en inglés.
Datos sobre dinosaurio (el negro) en su medio ambiente.
Datos sobre dinosaurio (el negro) al ganar el Martín Fierro por animación/conducción.

Gracias Luis por el resaltado del texto en la foto.

Chiste políticamente correcto

– ¿Qué le dice una pared a otra?
– Nos encontramos en la esquina.




DISCLAIMER :

1) La intención de este chiste no es ofender a las paredes.
2) Tampoco es mi intención hacer un feo a otras estructuras, como vallas o verjas, a las cuales también se podría aplicar el chiste; se ha usado solamente ‘pared’ por sencillez, sin ánimo despreciativo.
3) La alusión a la esquina no tiene nada que ver con la prostitución. El autor del chiste no se responsabiliza de otras posibles malinterpretaciones que se pudieran hacer del chiste.
4) La esquina a la que intenta referirse el chiste es una esquina en la que confluyen DOS paredes. Esto no implica que el autor considere obsceno el encuentro de tres o más paredes en una única esquina, simplemente no se menciona.
5) Existen esquinas en las que alguna de las paredes tiene una posición dominante sobre la otra; se hace explicito que el chiste no se refiere a, ni implica, ninguna de estas circunstancias.
6) El chiste no hace ninguna aseveración acerca de la edad, sexo, tendencia sexual, religión, nacionalidad, raza, integridad física, estado civil o ideología de las paredes implicadas, ni implícita ni explícitamente.
7) El chiste tampoco hace ninguna suposición, ni implícita ni explicita, sobre las razones por las que las paredes se encuentran, o sobre si este encuentro es consensual o no.




8) El chiste no hace alusión a ningún par de paredes en concreto; en consecuencia, no debería ser entendido como una intromisión en la vida particular de ninguna pared, o como una violación de su intimidad. Cualquier coincidencia o similaridad con la vida real es pura casualidad.
9) Lo de la esquina entre dos paredes no es ninguna alusión sexual.
10) El autor del chiste pide humildemente perdón a cualquier persona, animal o cosa que se sienta ofendida y/o aludida por el chiste anterior y pretende dejar claro que no era ésa su intención.