La libertad es libre… pero…

Qué sé yo, tal vez no debería estar publicando este post.

Quizás se pueda interpretar como de mal gusto referirme a cómo se viste la gente. No trabajo de asesor de vestuario.




Pero en muchas oportunidades nos cruzamos con gente que se viste “a la moda”, sea cual sea ésta, y le queda para el… demonio.

Algunos quizás prefieran la comodidad de una prenda determinada sin preocuparse de si armoniza con quien la usa y/o con el resto del vestuario.

Muchos tal vez no tengan en cuenta que determinado tipo de telas no se ven igual si cambia la luz que las ilumina, como por ejemplo la luz negra o la luz solar directa.

A esta señora/señorita la vi hoy en la avenida Corrientes y cuando llegó a la zona en que el sol pegaba en la vereda, me mostró que no sólo le quedaban mal las calzas negras, sino que la tanga de color rojo empeoraba su imagen.

No pude resistirme a la tentación de hacer un post y le saqué una foto.

Como decía mi abuela Asunción: “Cada uno hace de su culo un pito”…

Y yo podría agregar: “o un desastre”.




Perdón por la calidad de la foto, pero la tuve que sacar de apuro.
Sigue leyendo

La idoneidad de un candidato

Yo puedo hablar de la Argentina por el derecho que me da el haber nacido y vivir aquí.

Ese mismo derecho lo tienen quienes han nacido aquí, y por los motivos que sean, estén viviendo en otro país.

Habría que hacerlo extensivo a quienes habiendo nacido lejos, viven por las razones que sean, en este país.

Por último, también tienen derecho a opinar quienes desde afuera – y bajo la óptica que les dan las costumbres y culturas de todos y cada uno de los países del globo – miran hacia la Argentina. Sigue leyendo