Una Spica virgen

En la década del 60´ los argentinos escuchábamos la radio. No se “había inventado” la FM, por lo que todas las radios transmitían en AM.

Escuchábamos las noticias, música, las transmisiones de fútbol y boxeo, programas de interés general…

¡Un embole si tuviéramos que volver a esa época!

La tele no estaba las 24 hs con docenas de canales de cable, ni transmisiones en vivo de eventos internacionales, películas, series, documentales y ventas televisivas.

La música la escuchabas de discos de vinilo en el Winco o los más afortunados en el combinado, ¡que era estéreo!

En la radio, la interferencia hacía que la música sonara “no del todo bien”. Lo ideal, era poner la señal de ajuste de los canales de TV, que por media hora pasaban música en altísima calidad, porque era sonido transmitido en FM, aunque no estéreo.

Muchos teníamos radios portátiles a pila, para llevar con nosotros la música y las noticias.

La más famosa de las radios en Argentina era la SPICA.

Era una radio transistorizada, que tenía “lo último” en tecnología.

Para los que no tienen idea de qué estoy hablando, les voy a mostrar lo que Cris, hace un tiempo, mostró que tenía.

La Spica estaba en su caja original, y nunca había sido usada. ¡Una verdadera reliquia!

Le pusimos un par de pilas ¡Y funcionaba a la perfección!

Aunque realmente, no sé por qué dudé de que así fuera.

Les muestro las fotos, así saben cómo era:
Sigue leyendo

Para algo tenían que servir

Microsoft nos impuso con Windows una cantidad de soniditos (ruiditos) que nos indicaban qué era lo que hacíamos en la compu y lo que pasaba.

Desde los ¿acordes? de inicio de sesión hasta los “chanes” cuando algo fallaba, tenemos campanitas, timbres y un montón más de sonidos que normalmente no se usan y que parecen estar al cohete (al p.d. para los que hablan argentino).

Pero siempre hay alguien que sabe cómo aprovechar las cosas más inútiles. sinó, fíjense qué buen trabajo se puede hacer con lo que no usamos.

Gracias Bernardo.