El negocio de las telecompras

Tengo videocable.

No tengo por qué soportar las tediosas publicidades de los canales de aire – 2, 7, 9, 11 y 13 – porque puedo prescindir de ellos y ver lo que quiera sin cortes ni publicidades…

¿En qué momento nos empezaron a trampear, que no nos dimos cuenta sino hasta que fue demasiado tarde?




Los canales de películas, en su mayoría tienen cortes publicitarios. No me enojan los cortes “tácticos” que nos permiten ir al baño, a servirnos un vaso de algo o a mordisquear algún bocadito. NO, me refiero a los cortes con tanda publicitaria.

Se suponía que el cable era la solución para los que no queríamos comprar nada, que no nos interesaba qué era lo que nos faltaba en la vida para ser como los de las publicidades a los que parece no faltarles nada.

Supongo que si ponen publicidad, la deben estar cobrando; por lo tanto, no tendrían que cobrarme a mi, tal como hacen los canales de aire.

Soy un fanático del zapping. Es impresionante el pulgar de mi mano derecha, parece que tuviera los bíceps de Popeye post-espinacas.

Por supuesto, muchas veces los dejo descansar, tanto a mi pulgar como al control remoto.

Pero para seguir con la idea inicial, voy a suministrarles algunos datos interesantes:

Tengo 81 canales. del 02 al 82.

Esto incluye los canales de cine codificados. Son 5, que luego se repiten en los canales más altos, vaya uno a saber por qué, por lo que puedo descartar 10.

El canal de turf, la mayor parte del día está codificado, por lo que puedo restarlo del total.

Los siguientes países tiene su cable de numeración más baja a más alta: España, Francia, Italia, México, Brasil, Alemania, Chile.

Los canales de internacionales de noticias: CNN en español, CNN en inglés, BBC.

Ya bajamos el total a 60.

Los canales de noticias nacionales: TN, Crónica, Canal 26.

Vamos a dejar la cuenta ahí. No necesitamos hilar más fino.

Pues bien, recorriendo los canales del 02 al 82, me he encontrado infinidad de veces con publicidades de cadenas de venta telefónica: TV Compras, pídalo ya, cómprelo ahora, o como se llamen estas empresas.

Un día, casi sin darme cuenta, vi que las publicidades se repetían en diferentes canales, por lo que iban al aire simultáneamente.

Me puse a contar cuántos canales con publicidad de ese tipo había en un determinado momento, de 14 a 16 – SÍ, de catorce a dieciséis –

Entre el 24 y pico y el 28 y pico de los canales eran publicidad de compras telefónicas.

Piénsenlo bien: es más de la cuarta parte de los canales la que se encuentra saturada de caras sonrientes y aparatos, cremas y otras yerbas a comprar en cuotas.

Ya estoy harto del chef Tony y sus cuchillos; de las mujeres que se depilan con un aerosol que funciona igual que el agente naranja, o las que ocultan sus “rollitos” con una faja mágica e invisible que hasta las hace pararse más derechas; las personas que con un aparatito de mierda tienen unos físicos que normalmente tendrían que aparecer luego de mil horas de gimnasio; y del clon del “dr. Mario” que nos quiere vender una microcámara de fotos.

Qué bueno sería que pudiera hacerse algo para que nos quiten del medio a todas estas publicidades, o que de no querer hacerlo, que nos bajen el precio del abono. No sé, mails masivos, o cualquier otra cosa que sea posible…




Pero basta, voy a seguir laburando. Aunque estoy tan alterado, que no creo que pueda hacerlo bien, voy a llamar al 0800-123 4567-890ZX y me voy a pedir esas pastillas contra la bronca que vendían en 21 cómodas cuotas con un muy bajo interés.

Aunque voy a tener que encender la tele para ver en qué momento pasan ese aviso, para llamar dentro de los siguientes 15 minutos, para que me regalen un práctico abrefrascos de pastillas, así no tengo que luchar contra las molestas e imprácticas tapitas que…

¡¿Dios… qué estoy diciendo…?!

3 pensamientos en “El negocio de las telecompras

  1. Que te pasa con Spryette a mi el REDUCE FAT fast me saco los kilitos de mas de cuando estaba embarazada =p =p =p

    Por dios que al perdo que estoy!!!!!!!!

  2. ¿No te compraste el aparatito con el que podés alcanzarte todo de sentado y a cualquier distancia?
    ¡Qué pena! Es tan útil como ese cuchillo o juego de cuchillos…bueh, ya veo que no hay nada que venga bien, a mi es lo que más me entretiene del cable, porque como bien decís los otros están al pedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *