¿Alguien se anima?





Quisiera saber si alguno de ustedes sería capaz de hacer lo mismo que este oriental.

Aunque sería una muy buena idea bajar ringtones divertidos como éste.

Si alguna vez en un ascensor o el el transporte público se les escapa un gas, pueden hacer de cuenta de que es el teléfono, atender la llamada y simular que todo se debe a nuestro sentido del humor.

También puede ser que suene el teléfono justo cuando están por darnos el sí a una cita amorosa, y seguramente será cancelada de inmediato.

Que cada uno vea si las ventajas superan a los inconvenientes.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *