Aprender a desconfiar de “la realidad”

La realidad es lo que ves.

Pero lo que ves, no siempre es real.

Todo puede variar según te lo muestren.

En Argentina tenemos más de un ejemplo.

Pero para vos, que no tenés muy claro el concepto, te propongo un ejercicio:

Te propongo “desimaginarte” a Louis Armstrong.

Suena raro, pero viene a ser algo así como olvidarte que sabés que era un negro simpático que cantaba una canción que para muchos se hizo conocida gracias a la película Good morning Vietnam, con Robin Williams.

Ahora pensá que te dicen que Louis Armstrong es un negro que canta death metal.

Difícil de imaginar, no?

¿Y si te lo mostrase?

¿Podrías creer que en realidad es un negro simpático que canta una hermosa canción de paz y amor después de ver el video?

Sobre todo viendo y oyendo a alguien que muestra los dientes, entrecierra y desorbita los ojos como hace hacia el final del video.

Mirá el video antes de seguir leyendo.

Ya viste “una” realidad.

Ahora sabés que puede haber “más de una” realidad.

Que esto te sirva de ejemplo para que en el futuro, cuando alguien te presente “la” realidad, pienses que quizás haya “otra” realidad y busques corroborar o desenmascarar “esa” realidad.

En realidad, mi intención no era dejarte esa imagen de Louie Armstrong, por lo tanto, acá te dejo al verdadero, para que lo disfrutes tal como era.

La realidad es lo que ves.

2 pensamientos en “Aprender a desconfiar de “la realidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *