Un deporte de-mente

Hay deportes que asombran.

Unos por su rudeza, por su peligrosidad, por la osadía que hay que mostrar, por la pericia y reflejos, por fuerza. Otros asombran por lo poco deportivos (ver mi post Estos deportes me tienen cansado), pero por ¿la memoria?…

No dudo de lo difícil que puede resultar recitar de memoria cuatro mil cuatrocientos (4.400) números sin equivocarse, pero yo no lo llamaría “deporte”…

Para ser un deporte, debería – para mí – mejorar el estado atlético y los reflejos, llegando incluso a automatizar respuestas – siempre físicas por supuesto – para alcanzar un objetivo.

Cuando leía la noticia, me asombraba de la capacidad de retentiva del australiano que realizó semejante proeza, pero al seguir leyendo, me enteré que lo que había hecho era apenas una minucia.

Más adelante se aclara que el récord mundial lo tiene un siquiatra japonés con la increíble cantidad de ochenta y tres mil cuatrocientos treinta y un (83.431) números, superándos a sí mismo, ya que ostentaba una marca anterior de cincuenta y cuatro mil (54.000).

Algunas “reflexiones”:




1.- Hay que tener suficiente cantidad de neuronas sin uso para destinarlas al “trabajo” de recordar una serie de números que no sirven para nada, excepto para aparecer fugazmente en los medios o ser mencionado en los libros de récords.

2.- Hay que tener, además, suficiente cantidad de tiempo libre para dedicarlo a semejante tarea, porque no creo que alcance con leer los números, sino que hay que repetirlos para estar seguro de que se los recuerda y seguir adelante, incorporando más.

3.- Hay que prepararse con un foniatra para poder recitar en un único intento tantos miles de números.

4.- Hay, además, que encontrar suficiente cantidad de gente con suficiente cantidad de tiempo libre (al pedo, como decimos en Argentina) para poder generar una competencia que tenga jueces que puedan pasarse horas cotejando los números que escucha con la lista que tiene delante de los ojos.

5.- Imagino que además habrá que encontrar gente que quiera esponsorear esa clase de evento, como para que se solventen , como mínimo, los gastos que pueda originar.

6.- El siquiatra japonés, debería ponerse a meditar sobre lo que está haciendo, que – sin ser médico lo digo – entra dentro de una patología que quizás no sea severa, pero que en algún momento va a serlo, como para ir reservando un turno con un colega – siquiatra, digo, no otro loco memorizador – para ver si lo suyo tiene cura.

7.- Hay que encontrar medios de prensa que hagan pública la noticia, como si ésta fuera importante y/o interesante.

8.- Por último, y no por ello menos importante, hay que encontrar gente que la lea completa y decida malgastar tiempo en escribir un post que va a necesitar gente que también practique el “alpedismo” para leer lo que acaba de escribir.




Bien, se ha cerrado el círculo.

Los alpedistas lo hemos conseguido.

Australiano, japonés, argentino y USTEDES, que llegaron hasta aquí.

Si quieren ver que la nota existe fíjense en este link.

3 pensamientos en “Un deporte de-mente

  1. jajajaa bueno practicando practicando, llegué acá. Me recuerda a Rainman que hacía unos cálculos infernales, te acordás?? Muy bueno Gus besitos.

  2. Estan hablando en coreano,
    El relator dice que le pego porque le beso excusandose que no es gay, que no es homosexual.

    Se lo traduzco para ustedes muchachada

    (despues del golpe)
    ──Ooh, ooh, ooh, ooh
    ──Un momento, esto…
    ──¿Como es posible esto? (o ¿acaso tiene sentido esto?… no se como traducirlo mejor)
    ──Este es un poco… esto es antes de comenzar el combate… las emociones estan alteradas (afiladas)… parece que mentalmente… fue tocado psicologicamente.
    ──¿Acaso se saludaron?, se han saludado con los labios.
    ──Aah, por lo que nos llegan a mis oidos, los luchadores estaban haciendo el face-to-face, se estaban midiendo… mientras el juez le estaba indicaciones en medio de la pelea, le dio beso.
    ──Estaba explicando el luchador el porque su golpe…
    ──¿No es muy loco esto?
    ──…decia que de golpe me dio un beso (dicen beso al mismo tiempo los dos), pero aun asi no se puede golpear así
    (se escucha en el fondo que el jugador dice, “I’m not gay, I’m not homosexual”)
    ──Jaja, “que no es gay, que la homosexualidad…” (traduciendo para la audiencia)
    ──Pero en esta situacion que se rian puede que nuevamente…
    (se termina la cinta)

    Saludos,
    Dan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *