Inflando precios

El 13/08/04 escribí un post contando que había sacado una cuenta de correo que me daba 3 Gb de almacenamiento gratuito.

Llegué a pensar que quizás era un grupo de gente que quería romper con todos los esquemas, y que ofreciendo mayor capacidad de almacenamiento y de transferencia, buscaban que los servicios a los internautas fueran mayores.




Luego de un breve lapso, advertí ciertos “detalles”: Buscaban en los buscadores referencias a su sitio, y si en la nota se permitían los comentarios, hacían los suyos, pero sin identificarse como de yaycos.com , sino como usuarios sumamente felices, alabando las bondades de semejante servicio, o de quienes querían por cualquier medio obtener una cuenta allí. No es el caso de los comentarios que dejajon: Lic. B. K. Norma y jose en mi post, ya que ellos daban la impresión de ser verdaderos “necesitados”.

Saber más: 1 y 2

Los procesos de alta de nuevos usuarios era evidentemente manual.

El logo era desastroso. Un desastre de diseño y presentación.

Este fin de semana pasado, al querer entrar a mi cuenta de correo, me aparece el tan temido mensaje que indica que ésa página no existe.

Yendo a la página principal, me encuentro con que Joker, una empresa que vende dominios lo ofrecía.

Hasta ahí, se podía pensar en que éstos “muchachos emprendedores” fallaron comercialmente, y se quedaron sin “su” lugar.




Cuando quise ver cómo era el ofrecimiento y cuánto costaba el sitio, me encuentro con una frase-promoción: Miles de sitios que enlazan a yaycos.com , muy buen ranking de posicionamiento. Altísimo número de hits y visitas a diario.

Para hacerlo breve:
1.- Crearon un sitio.
2.- Ofrecieron más que nadie.
3.- No tenían capacidad operativa.
4.- Esperaron hasta estar excelentemente posicionados.
5.- Lo ponen a la venta con un “gancho” importante: los links.
6.- Nos estafaron a todos los que quedamos con mails perdidos en sus discos.

Por último, sugiero que todos aquellos que tengan links a yaycos, que hagan como hice yo: quítenlos y si pueden marquen su nombre con un acrónimo, para que al posicionarse encima con el mouse, haya una referencia negativa.

No fueron los primeros estafadores ni serán los últimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *