Petiso y bravucón

No hay que dejarse llevar por la primera impresión.




No sé quién fue, pero alguien dijo: «no hay enemigos pequeños».

Y yo puedo agregar: «y a veces son los más jodidos».

Si no me creen, los siguientes 18 segundos les aclarará las ideas.


Мелкая пакость



1 comentario en “Petiso y bravucón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.