Mal de muchos…

… consuelo de tontos

Hace pocos días, Buenos Aires se vio colapsada por la cantidad de lluvia caida en una hora.

Las bocas de tormenta no dieron abasto, muchas zonas de la ciudad se vieron inundadas.

No somos los únicos que padecemos con las lluvias torrenciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *