Día Universal del Ahorro

Cuando era chico, en el colegio teníamos una alcancía en la que depositábamos monedas. No recuerdo bien para qué era, si era para comprarnos algo a fin de año o para comprar algo para el colegio, pero ahorrábamos.

Teníamos también la famosa “libreta de ahorro”, que era personal, donde pegábamos estampillas que comprábamos con moneditas y que nos iba a servir para que cuando fuéramos grandes, tuviéramos además de la jubilación, un dinero acumulado para afrontar gastos inesperados.

El tiempo pasó. Desde aquel 1924 donde se instauró el Día Universal del Ahorro, hasta la década del ´60, aquí, en Argentina pasó no solamente el tiempo. Pasaron muchas cosas y la cultura del ahorro desde la escuela murió.

Las políticas económicas cambiaron. Casi siempre para mal… los ahorros que se tenían, perdían día a día su valor.

Comenzamos a hablar de inflación, aumento del costo de vida, de la carrera entre precios y salarios, pérdida del valor adquisitivo, etcétera, etcétera, etcétera.

Las moneditas no sólo dejaron de valer, sino que fueron reemplazadas por otras que tenían otras denominaciones a partir de los ´70s: Peso Moneda Nacional, Peso Ley 18.188, Peso Argentino, Australes, y en medio y a posteriori, otras denominaciones más para justificar devaluaciones en las que se quitaban dos, tres y hasta cuatro ceros a la moneda en cada cambio.

Un día, un presidente quiso hacernos creer que estábamos en el primer mundo, y entre otras cosas, comenzamos a importar cultura absolutamente ajena a nuestras tradiciones.

Desde la importación de Haloween (fiesta celta con más de 2.500 años de antigüedad), el Día Universal del Ahorro, murió.

Halloween es una fiesta para gastar. El Día Universal del Ahorro, para ahorrar.

No está mal incorporar festividades que puedan ser divertidas si sabemos el por qué de su existencia.

Yo recuerdo haber ahorrado siempre. Aún hoy, con lo que fui separando en monedas de $1,=, pude juntar para comprarme más de lo que me imaginaba.

De mis dos hijos, uno tiene ahorros y el otro no. Uno de ellos siempre se queda con ganas de comprarse algo porque no puede.

Habría que repensar la educación desde la escuela nuevamente, aunque ésto no garantice que aprendan a ahorrar.

3 pensamientos en “Día Universal del Ahorro

  1. No me sirvio para nad ala información, porque hablas de vos mismo, encima no sirve de nada y ni explica porque se conmemora el Dia Universal del Ahorro, no voy a recomendarte jamaaaas!

  2. Chicos: Me alegra que la data les haya servido… pero ojo, que a partir de ahora quiero que me traigan siempre dieces, eh? 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *