Vale la pena ir

Fui al 3er Salón Internacional del Automóvil.

Dura poco. Apenas del 17 al 26 de junio.

Pero vale la pena.

Pueden verse los últimos modelos de todas las marcas importantes a nivel mundial.

Podemos sentarnos en una gran cantidad de vehículos que seguramente nunca podremos adquirir, y ni siquiera ser pasajeros.

Mi hijo Hernán se vanagloriaba con sus amigos porque estuvo sentado en unos 2 ó 3 millones de dólares.

Pudo tocar – doy fe – un Nissan 350Z, que estaba en una plataforma giratoria y que es su favorito. (ésto lo pongo para que sus amigos vean que es cierto, lo pudo tocar).




Estuve dentro de un auto de carreras de Chevrolet, donde pude comprobar lo incómodos que son, además de tener una escasa visión a través de parabrisas y demás, por culpa de la jaula.

Pero entre todo lo que vimos y pudimos tocar, nada se compara al stand que tienen en conjunto Chevrolet, Discovery Channel, Over Holin´ y Rides…

… Hay un Chevrolet Astra inclinado hacia la izquierda. A unos 15 metros una computadora permite elegir el color de los laterales, capó y techo y agregarle gráfica en estos mismos lugares, eligiendo entre varios colores y diseños.

Todo ésto se hace proyectando los colores y los diseños elegidos sobre el automóvil. Puede uno ponerse a centímetros del auto, y todavía no poder creerlo. Cuando se acaban los 5 minutos que se tiene de plazo para el tuning, lo imprimen en una impresora láser color, para llevárselo de recuerdo a casa.

Excelente el nivel. Como contraste a tanta modernidad, pueden apreciarse unos magníficos automóviles antiguos, incluyendo un F1 que condujo Juan Manuel Fangio.

La gente de Toyota tiene algunos vehículos cortados, para poder apreciar no sólo el exterior y el interior, sino además toda la estructura de sus vehículos.




Repito: vale la pena ir.

Actualización día 24/06

Volvimos a la exposición, pero esta vez por invitación de Toyota.

Volvimos a disfrutar con la visión de todos los automóviles que había, y algo que se nos había escapado: En el stand de Volkswagen había un simulador, donde se podía manejar un VW Golf en una pista, y lo interesante fue que el asiento + volante giraban según el recorrido de la pista (o el pasto y la leca que visité varias veces). Muy interesante.

3 pensamientos en “Vale la pena ir

  1. Creo que el de Toyota no era el único stand con coches cortados, pero no recuerdo cuál era el otro. No importa, buena la nota.

  2. Este programa es lo maximo. pero me gustaria q realizaran concursos en america latina y asi poder dar tremendas alegrias a mas personas, creo Yo que para ellos es muy sencillo realizarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *