¡Dios mío!

En el diario Clarín de hoy, 08/07/04, salió una nota que me puso como loco: Una arquidiócesis de EE.UU., en quiebra por los juicios de abusos sexuales




Si bien tenemos conocimiento de una gran cantidad de sacerdotes (curas párrocos, obispos, arzobispos, etc.) están mezclados en las páginas policiales junto a los ladrones y los violadores, se puede “entender” que ésto suceda, porque son hombres (quiero decir personas de carne y hueso).

Puede suceder que no puedan reprimirse ni controlarse y cometan ilícitos, pero lo que no puedo concebir, es que se vanaglorien de ello, diciendo como dijo el reverendo Grammond (reverendo hijo de puta):
“Yo diría que esos niños abusaron de mí. Se sentaban en mi falda para obtener placer sexual”.




Me hago una pregunta: ¿El papa, lo habrá excomulgado como corresponde?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *