Exactamente… Una extraña paradoja…

Hoy recibí un mail de Avaaz en el que me invitaban a sumarme al pedido de que los senadores voten a favor del proyecto Filmus-Bonasso de protección de glaciares.

Por supuesto, inmediatamente me uní al reclamo.

Automáticamente después de firmarlo, llegó a mi correo el mail de agradecimiento confirmando que se registró mi pedido.




Abro el mail como siempre para que no me quede marcado como no leído, porque es mucho más rápido que seleccionarlo, marcarlo como leído y deseleccionarlo luego.


Click en la imagen la amplía.

Este proceso en mí, es automático, pero esta vez, mi cerebro captó algo en la periferia del mail.

Evidentemente, de manera inconsciente, vi que había algo que no estaba del todo bien.


Click en la imagen la amplía.

Una única publicidad de AdSense. El texto en sí. El sitio promocionado. El título.

Podía haber sido la combinación de alguna de estas cosas o todas en su conjunto.

No lo sé; pero evidentemente en un pantallazo mi cerebro leyó lo que estaba en la periferia de mi punto de enfoque.

El Sherlock Holmes que hay en mí, quiso investigar.

Fui a a página.

Era una nota firmada por Mario Osvaldo Capello *

*El autor de este post es Ingeniero en Minas y Diputado Nacional. Aclarado así, con mayúsculas donde no corresponde.

Y yo agregaría: UNA BESTIA INESCRUPULOSA. Aclarado así, con mayúsculas donde sí corresponde y en negrita.


Click en la imagen la amplía.

Hace ostentación de una animadversión hacia Buenos Aires increíble.

Ensalza a Sarmiento hasta llegar a ponerlo a la altura de San Martín, a donde no creo que haya llegado.

No nos olvidemos de que fue el autor de la masacre de paraguayos que dejó al que hasta antes de la guerra era uno de los países más prósperos de América en la ruina, llevándolo a ser un país atrasado sin posibilidad de recuperarse por haberlo dejado sin hombres ni jóvenes para continuar con su industrialización.

Fué autor además de cartas que expresaban cuánto quería a los argentinos sin distinción… mientras fueran descendientes de ingleses.

Como para que vayan viendo:

“Si los pobres de los hospitales, de los asilos de mendigos y de las casas de huérfanos se han de morir, que se mueran: porque el Estado no tiene caridad, no tiene alma. El mendigo es un insecto, como la hormiga. Recoge los desperdicios. De manera que es útil sin necesidad de que se le dé dinero. ¿Qué importa que el Estado deje morir al que no puede vivir por sus defectos?. Los huérfanos son los últimos seres de la sociedad, hijos de padres viciosos, no se les debe dar más que de comer”. (Discurso en el Senado de Buenos Aires, 13 de Septiembre de 1859).

“Se nos habla de gauchos…La lucha ha dado cuenta de ellos, de toda esa chusma de haraganes. No trate de economizar sangre de gauchos… Es lo único que tienen de humano. Este es un abono que es preciso hacer útil al país. La sangre de esta chusma criolla incivil, bárbara y ruda, es lo único que tienen de seres humanos”.(Carta a Mitre de 20 de Septiembre de 1861 y “El Nacional” 3/2/1857).

“Tengo odio a la barbarie popular… La chusma y el pueblo gaucho nos es hostil… Mientras haya un chiripá no habrá ciudadanos, ¿son acaso las masas la única fuente de poder y legitimidad?. El poncho, el chiripá y el rancho son de origen salvaje y forman una división entre la ciudad culta y el pueblo, haciendo que los cristianos se degraden… Usted tendrá la gloria de establecer en toda la República el poder de la clase culta aniquilando el levantamiento de las masas”. (En Buenos Aires, 1853; Carta a Mitre del 24 de Septiembre 1861; en EEUU., 1865).




“Una Constitución pública no es una regla de conducta para todos los hombres. La Constitución de las masas populares son las leyes ordinarias, los jueces que las aplican y la policía de seguridad. No queremos exigir a la democracia más igualdad que la que consienten la diferencia de raza y posiciones sociales. Nuestra simpatía para la raza de ojos azules.”(OO. CC., 1886)

“Cuando decimos pueblo, entendemos los notables, activos, inteligentes: clase gobernante. Somos gentes decentes. Patricios a cuya clase pertenecemos nosotros, pues, no ha de verse en nuestra Cámara (Diputados y Senadores) ni gauchos, ni negros, ni pobres. Somos la gente decente, es decir, patriota”. (Sarmiento, Discurso de 1866)… Y eso que él tenía sangre negra por parte de madre y había nacido pobre.

Supongo que si este sujeto sigue la línea de Sarmiento, los pobres, los necesitados, los morochitos, no son importantes.

Si les contaminamos sus tierras y/o se las expropiamos para que alguna elite productora de dinero (para sí) y/o con cierta alcurnia y/o de ojos claros eleve su posición social y sus bienes está ampliamente justificado.

Llena de falacias su exposición porque no puede justificar su postura.

Hasta llega a decir que si en Buenos Aires contaminan sus ríos, qué vienen ahora a no querer contaminar otros…

Sin tener en cuenta que esos ríos llevan muchos años de contaminación, que desde hace muy poco se ha tomado conciencia del daño y que aparentemente hay una idea firme para sanear esas cuencas aunque no se haga todavía con la fuerza necesaria.

Termina lapidariamente su nota diciendo: “Todo indica que deberemos convivir por algún tiempo con engreídos fiscales de ballenas y glaciares que hacen gala semanalmente por televisión de máxima hipocresía.”

Creo que tendría que haberlo calificado como UNA BESTIA INESCRUPULOSA E HIPÓCRITA.

Cuando seguí recorriendo el sitio, y quise saber quién era el minero del título, me encuentro que no es un señor que manejando un pico o una perforadora o alguna otra herramienta, pone un sitio gratis para defender su puesto de trabajo.

No.

Es una empresa minera.

Y por supuesto, defiende sus propios intereses.

Y cómo llego a esta conclusión:

Fui al sitio que administra el registro de todos los propietarios de nombres de dominio bajo el código país (ccTLD) .AR


Click en la imagen la amplía.

El dueño del sitio es una empresa de marketing y la persona responsable es el director de marketing.

Toda la información que estoy brindando es pública, no es necesario ningún contacto especial ni conocimientos especiales para acceder a esta data.

La mentira tiene patas cortas.

Debo admitir que no he leído nada sobre la ley que proponen Filmus-Bonasso, pero sí vi cómo discutían y peleaban y cómo luego se acercaron para ver si tenían puntos en común y lograr una ley con lo mejor de cada postura.

Eso habla maravillas de ambos. Son personas que defienden sus puntos de vista pero no parecen ser ni obsecuentes ni obcecados. Además ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados. No debe ser tan mala.

Quizás algún día…. quizás no muy lejano, el destruir los recursos naturales, el medio ambiente, el planeta, sea un delito de lesa humanidad.

No me parece descabellado.

Si no lo hacen por sus hijos y sus nietos, que por lo menos lo hagan por la historia, por lo que pueda decir de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *