Orroroso

Ay ombres que luchan por el idioma. A favor, por supuesto.

Emos visto también desde ace mucho tiempo, que ubo quienes pelearon en contra.

Asta tanto la lucha no se decida, emos de pelearla oy, con onor, porque lo que está en juego es la ortografía.

Oras aciagas nos esperan. Uelgan las palabras. Los echos mandan.

Como Oracio, lucharemos en las guerras literarias con tanto onor como los oplitas en las guerras médicas.

Asta tanto ayamos vencido, lucharemos contra las faltas de ortografía.

E visto – sin urgar demasiado – en el diario Clarín de oy la tira de Diógenes y el linyera que abla de dietas. Será por ambre que se an comido una letra.

Diogenes y el linyera
Click en la imagen amplía en página nueva

E aquí la orrorosa visión del segundo cuadrito.

Ampliacion de Diogenes y el linyera
Click en la imagen amplía en página nueva

No quiero erir susceptibilidades, pero ¡NO SEAN BESTIAS!

Ablen y escriban con propiedad.

¡Asta la victoria siempre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *