Ideas para un reality

Ahora que en la televisión de Holanda planean un show mediático extremo, creo que es el momento de ponerse a pensar en un reality que sea insuperable.

Por si no lo saben, el canal BNN piensa competir con “El Gran Hermano” produciendo “El Gran Donante”.

En este caso, Lisa (así se identifica a la donante) va a donar uno de sus riñones para ser implantado en el ganador del evento. Serán 3 posibles receptores. Y cada uno de ellos tendrá que convencerla de que es el receptor más adecuado.

Un verdadero show del horror.

Siguiendo con esa temática: la de llevar lo más abyecto de la sociedad a la televisión, en Italia, los romanos podrían reabrir el Coliseo y poner una determinada cantidad de leones y la misma cantidad más uno de cristianos (también podrían ir alternando religiones) para ver de todos cuál es el que no se han comido. El premio para el ganador podría ser un tour para hacer un safari en África.

Pero el que seguramente sería el show más visto sería “El Gran Suicida”.

Varios participantes tratarán de convencer a la audiencia en un período de 3 meses que tienen toda la razón del mundo para suicidarse. Por supuesto, no valdrán arrepentimientos. Si van para suicidarse, nada de tirarse para atrás. Si llegan a arruinar el espectáculo, es como para matarlos

Luego de contar, mostrar y demostrar que tienen una vida de mierda, sin futuro alguno, lleno de padecimientos y frustraciones, el público elegirá al que en vivo y en directo se suicidará con el método que el mismo público elija.

El premio monetario, sería para la familia del ganador, si la tiene. Caso contrario, quedará para acumularse con el premio del siguiente reality.

Aunque pensándolo bien, los que no ganen, después de haber puesto tantas expectativas en ser los escogidos, seguramente se van a querer matar… 🙂

Que este post quede como testimonio de que la idea se me ocurrió a mí primero. Que conste como inscripto en el Registro en la Propiedad Intelectual.

2 pensamientos en “Ideas para un reality

  1. Gracias Bernardo. Pero ahora me queda algo por resolver: No sé si ponerme contento porque semejante monstruosidad era una farsa, o apenarme porque me quedé sin el negocio de vender el formato de un reality. 😉
    No te respondí antes porque el WordPress a veces me elimina los comentarios que hago desde mi PC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *