El zoológico de noche, capítulo 2

Anoche volví al zoológico de Buenos Aires para otra aventura fotográfica.

Siempre con mi pocket, pero esta vez fui con Tere, que también llevó su camarita, pero como es muy básica (la cámara, por supuesto), tuvo la oportunidad de disfrutar del espectáculo sin “perder el tiempo” seteando la cámara.

Nuevamente con Laura y Eduardo como apoyo técnico por supuesto.

Descubrí que las llamas también ramonean tal como había visto hacer a las gacelas en algunos documentales.


Click en la foto la amplía.

La noche es un momento mágico cuando se puede estar cerca de loa animales sin que estos se espanten.

Las aves pueden darnos unas muy buenas tomas


Click en la foto la amplía.


Click en la foto la amplía.

Algunos roedores, como las maras, también pueden darnos la oportunidad de unas buenas tomas.


Click en la foto la amplía.

Aunque no todas son fotos cálidas.

Los camellos nos pueden dar, si estamos un poco lejos de ellos, unas tomas ideales para una película de terror.


Click en la foto la amplía.


Click en la foto la amplía.

Otra vez a la “Pequeña Madagascar”, la isla de los lémures y el contacto con esas criaturas nocturnas que sin miedo y motivadas por las golosinas con las que los cuidadores las tentaron, estuvieron junto a nosotros aprovechando la noche cálida.


Click en la foto la amplía.

Lo novedoso, es que la matriarca -la única que tiene derecho en la manada a tener cría-, esta vez tuvo mellizos y se paseaba saltaba con ambas crias fiememete sujetas a su pelaje.


Click en la foto la amplía.


Click en la foto la amplía.


Click en la foto la amplía.

Fuimos al área de las cebras, pero en esta oportunidad sólo el macho salió a posar para nosotros.


Click en la foto la amplía.


Click en la foto la amplía.


Click en la foto la amplía.

El edificio de la Rainforest estaba nuevamente iluminado y pude hacerle algunas tomas.


Click en la foto la amplía.


Click en la foto la amplía.


Click en la foto la amplía.

Los rinocerontes no nos dieron mucho ángulo para las fotos, pero por lo menos puedo mostrar una toma en donde se ve de qué manera se cubren de barro para protegerse de los insectos.


Click en la foto la amplía.

Lo que hizo de la noche de anoche un trabajo distinto, fue que estaba invitado Martín, del grupo Linternautas, que nos enseñó la técnica para dibujar con luz.


Click en la foto la amplía.

En una completa oscuridad, seteamos las cámaras con la ISO a 100 o menos los que podíamos, 30 segundos de apertura y el disparador a 10 segundos para coordinar el movimiento de las luces.

Mi cámara me permite seleccionar una ISO de 80, tiempo de disparador de 10 segundos, pero lo máximo en apertura son 15 segundos.

La primera de las tomas, muestra unos hermosos círculos de luz, pero que de haber podido dejar abierto 15 segundos más, hubiera resultado una esfera luminosa.


Click en la foto la amplía.

Luego le pidió a Laura que sirviera de modelo para convertirla en un ángel, pero en mi toma no se la puede apreciar bien a ella porque cuando le dispararon los flashes para iluminarla, mi cámara ya estaba procesando la foto.


Click en la foto la amplía.

Por último, se hizo una foto grupal de todos los fotógrafos nocturnos, Laura, Eduardo y Martín.

Yo estoy en el medio del grupo, debajo de la luz que parece un ojo de Horus y Tere es la tercera de la derecha, de pie.


Click en la foto la amplía.

Otro encuentro fotográfico maravilloso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *