Un abuso

El Diego (Diego Armando Maradona) está otra vez internado, y van…

Aparentemente en 4 sanatorios de la capital no lo aceptaron como paciente y terminó internándose en el Sanatorio Güemes.

Hace como mil años me operé allí de apéndice. Y no sólo yo pasé por el cuchillo en ese sanatorio: mi viejo, su madre, la mía, mi suegra.

Las dos últimas, fueron en los últimos meses.

Casualmente ambas terminaron en la misma habitación, en el piso 13.

Era enorme. Una sola cama, un gran sillón para la visita y el acompañante nocturno, televisión (por supuesto) y vestidor con escritorio y todo. Parecía la habitación de un petit hotel.

Casualmente al Diego lo internaron en el piso 13, le acondicionaron la habitación para convertirla en suite (la que yo menciono tenía una puerta que conectaba con la de al lado).

Lo que no entiendo, es por qué evacuaron a todos los pacientes del piso para que un sólo paciente ocupara la habitación 1302 más la 1304.

¿Por qué demonios se tiene que generar tantos inconvenientes a muchos pacientes y sus familiares y amigos porque un famoso tenga que ser internado?

¿Para que lo dejen tranquilo? ¿Para evitar que alguien lo pueda ver?

Pues para éso, pongan guardia en la puerta de calle (como la que ya hay); no dejen los ascensores en automático y pongan personal que lo maneje; pongan control en las escaleras para evitar a los pícaros; armen un vallado a la salida de los ascensores para evitar que se acerquen.

Pero de ninguna manera jodan a los pacientes anónimos.

El Diego fue lo más grande que hubo. Pero en una cancha.

Hablen (hablemos) de la mano de Dios.

Hablen (hablemos) del 10 como de D10S.

Pero no lo endiosemos hasta ese punto.

Si ésto hubiera pasado estando yo ahí, y me avisan que van a trasladar a la paciente porque necesitan el piso para Maradona, ni con la guardia de infantería me sacan de ahí.

Todo debería tener un límite. No se puede manejar un centro de salud y estar jodiendo con los pacientes, que además, bien vale recordarlo, son clientes.

¿Será porque si estás enfermo ni vos ni tu familia quieren armar lío y los directivos del Sanatorio Güemes se aprovechan de éso?

Me apeno por Diego. Me indigno con los obsecuentes y comerciantes de la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *