Ni derechos ni libertades

Cuando en 1949 se publicaba la novela de George Orwell, 1984, la idea de un gobierno invasor de la privacidad de sus habitantes y del recorte de sus derechos, era imposible imaginar que se estableciera en una nación como Estados Unidos.

Los tiempos cambiaron.

Norteamérica fue transformándose cada vez más en una nación invasora, tanto en el ámbito militar, en el político, instaurando gobiernos títeres y no democráticos en el tercer mundo, como en el aspecto económico, destruyendo economías locales de los países pobres para asegurarse que no habría ningún impedimento para su industria y sus productos.

La figura más visible fue en un principio – del ´50 al ´56 -, Joseph Raymond McCarthy. El famoso Senador McCarthy.

Vietnam, África, Latinoamérica, fueron (fuimos) víctimas de la política opresora/represora llevada adelante por EEUU.

Por supuesto que quienes estuvieron en contra de la guerra de Viet Nam eran antiamericanos y antipatriotas. Mucha represión, imágenes que resultarían negativas, etc.

Fueron aprendiendo. Todo lo que hicieron después fue solapado, secreto.

Llegó Internet, Afganistán, el 11 de setiembre (911 o S-11).

No se podía hablar o mostrar imágenes que pudieran lesionar la moral de los “americanos” en su lucha contra la subversión. Los medios “tranzaron” con el gobierno y la cosa pudo manejarse más o menos.

Internet, es libre, independiente, casi diría incontrolable.

Internet es para un gobierno totalitario, agresor y represor, un verdadero peligro. Un grano en el culo.

Si bien es inmanejable, puede ser un poco acotable.

El gobierno de Estados Unidos quiere evitar críticas y por éso, quiere censurar a quienes lo critiquen desde sus blogs.

Ya habían avanzado sobre la privacidad, controlando las bibliotecas.

Siguieron con Echelon y la escucha de todas las comunicaciones y la “lectura” de todos los mails alrededor del planeta.

Ahora quieren evitar a los críticos locales, amenazándolos con la cárcel o fichándolo para – de una manera velada – tenerlos amenazados. ¿Sugerirán también que sean detenidos en Guantánamo?

Se llenan la boca hablando mal de los gobiernos de China o Korea, que coartan las libertades de sus habitantes, pero no quieren que se hable de las coerciones propias.

El rumbo que está tomando la política norteamericana, es más que preocupante.

Son belicosos. Agresivos. Invasores. Ladrones. Y ahora se están volviendo contra su propia gente, con totalitarismo y actitud antidemocrática.

Se están tornando potencialmente peligrosos para la humanidad, y no creo estar exagerando.

¿Podrá ponérseles un límite?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *