Ladrones consuetudinarios

En el vigésimoquinto aniversario de la Guerra de Malvinas, un grupo de ex combatientes fue a rendir homenaje a sus compañeros caidos en el conflicto.

En el cementerio de Darwin colocaron placas en algunas de las tumbas y desplegaron una bandera argentina.

A resultas de éso, los habitantes – a partir de ahora los llamaré okupas -, se sintieron ofendidos por semejante acto (el de exibir la bandera argentina) y llegaron incluso a ultrajar las tumbas de los soldados argentinos, robándose las placas recordatorias.

La noticia.

Todo lo que a partir de ahora diga, es fundamentalmente un mensaje para todos los okupas, sin importar qué nombre se den a sí mismos: británicos, kelpers, americanos…

Para ser ladrón, lo que se necesita no es sólo la ocasión, sino también tener vocación.

Se pueden robar bienes: dinero, joyas, animales, frutos, recursos naturales, etc.

También pueden robarse ideas, pero éso es más difícil de comprobar.

Como súmmum, pueden robarse territorios, islas, paises…

Los ingleses, que tenían un territorio limitado por el océano, no podían expandirse como los paises continentales, combatiendo con sus vecinos, por lo que adoptaron la modalidad de “pirata”.

Robaron lo que otras naciones transportaban por mar (que bien vale aclarar, había sido previamente robado). Barcos bucaneros al servicio del rey o reina, según quién estuviera en el trono.

También supieron robar países: India, China, América (fundamentalmente por el norte), África…

Se expandieron por todo el planeta, para tener siempre un puerto que los acogiera y defendiera en caso de ser perseguidos o para poder importar los productos que robaban en tierra firme.

Así llegaron al sur del Océano Atlántico, y se robaron unas islas que se encuentran en la plataforma continental de la República Argentina y que eran parte de su territorio.

Hábiles ladrones, sabían que la codicia es una debilidad humana y compraron conciencias para evitar reclamos que pudieran prosperar, y así evitar tener que devolver el botín.

Los okupas de las Malvinas (islas), autollamados kelpers y ciudadanos de segunda o menos de la corona británica durante décadas, aducen ser los propietarios de lo que robaron, y para evitar que se hable del tema de la invasión, hacen pasar las discusiones por planos que los alejen del tema central.

Los okupas mayores (ingleses) hablan de falta de voluntad negociadora por parte de la Argentina para poder tratar el tema de la soberanía de las Malvinas.

Los okupitas (okupas menores, kelpers), por su parte, tienen de recelo de los argentinos (claro, todos los ladrones recelan cuando ven a la policía cerca) y de actos de provocación que reciben de nosotros.

¿Desde cuándo exibir una bandera en un cementerio en el homenaje a los caidos en una guerra es ofensivo?

¿Desde cuándo los ladrones roban placas de los cementerios sin que éso se llame profanación de tumbas?

¿Desde cuándo las autoridades evitan investigar el latrocinio y los delitos más aberrantes?

… pues desde que los ingleses son lo que son.

Son salvajes carniceros, han disparado a la gente indefensa en las calles cuando protestaron. Cuando no justificaba gastar el plomo y la pólvora, los cagaban a palos o los mataban de hambre o los marginaban hasta llegar a la humillación más indigna.

… pero se hacen publicidad como “caballeros” en las buenas y en las malas; en la guerra o en la paz.

Su policía no usa armas de fuego normalmente, pero si se es morocho, puede ser “legalmente” asesinado a balazos en el subte.

No puede ser “tan buena gente” quienes necesitan ser monitoreados por la calle como en la novela de George Orwell, 1984.

Evidentemente no son “tan caballerezcos” quienes impulsan la “moda” de pegarle a la gente traicioneramente (incluso a los que duermen) mientras los filman.

A todas luces, la cantidad de jóvenes acuchillados en Londres, no se debe a la violencia de “no británicos”.

¡¡¡Déjense de joder!!!

Durante siglos han invadido y robado países por todo el planeta. Siguen invadiendo países y amenazando con total impunidad (la que les da el armamento).

No conciben un mundo más equilibrado, porque perderían el poder que ahora ostentan.

Son desde hace mucho tiempo piratas, ladrones, okupas, violdores de los derechos humanos (en la India saben bastante de ésto último).

Me tienen harto con su falsa legalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *