Ojalá se muera…




Parece que George W. Bush ha descubierto lo engañados que están los de Amnesty International, cuando afirman que los estadounidenses no respetan los derechos humanos.

Jamás un gobernante ha hecho tanto por los derechos humanos, a excepción de Atila, Hitler y algún otro que en estos momentos no recuerdo.

No hay nada más esclarecedor que los hechos mismos.

La gente se da cuenta de cuáles son los verdaderos derechos humanos cuando ve cómo se los quitan.

Y más aún, cuando ven que los derechos de los que se los quitaron son mejores que los que dejan.

Bush siempre ha defendido los derechos humanos…

Ojalá – tal como lo dice el título – se muera, así tiene la posibilidad de que lo canonicen.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *